Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Portavoces y ediles de todos los grupos del Ayuntamiento de Córdoba, en nombre del gobierno (PSOE e IU) y de la oposición (PP, Ganemos Córdoba, Cs y UCOR), y con la alcaldesa al frente, la socialista Isabel Ambrosio, se concentraron juntos este pasado miércoles ante el Consistorio cordobés y han guardado cinco minutos de silencio en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, al cumplirse el 20 aniversario de su asesinato por ETA.

Esta concentración, convocada por el Consistorio en respuesta a la petición que, en este sentido, ha hecho a todos los ayuntamientos del país la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se ha producido después de que este martes las diferentes interpretaciones sobre cómo debía ser una declaración institucional en recuerdo de Miguel Ángel Blanco acabaron dividiendo al Pleno, con el abandono del mismo por los ediles del PP y con acusaciones cruzadas, fundamentalmente entre los populares y Cs, por un lado, y PSOE, IU y Ganemos Córdoba por otro, a pesar de que los socialistas apoyaban el mismo texto que PP, Cs y UCOR.

En contraste, este miércoles la imagen ha sido la de unidad de todos en el recuerdo a Miguel Ángel Blanco, con la lectura, por parte de la alcaldesa, de la declaración de la FEMP sobre el significado de este 12 de juliom, cuando, según ha leído Ambrosio, «se cumplen 20 años de uno de los crímenes más crueles, del desgraciadamente amplísimo y espantoso despropósito criminal, de la hoy derrotada democráticamente banda terrorista ETA».

Así, la alcaldesa ha señalado que «este 12 de julio se cumplen 20 años del asesinato del concejal del PP en el Ayuntamiento de Ermua, Miguel Angel Blanco, después de dos días de secuestro y una macabra cuenta atrás por el ultimátum etarra, lo que hizo que el asesinato nos doliera en lo más profundo de nuestras almas y conciencias».

Por otrLa totalidad de la Corporación provincial, junto a trabajadores y visitantes de la institución provincial, ha guardado a las 12.00 horas un minuto de silencio a las puertas del Palacio de la Merced, que ha dado paso a la lectura del manifiesto aprobado por la FEMP por parte del presidente de la Diputación, Antonio Ruiz.