Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Una nueva investigación afirma haber encontrado una manera detener la propagación de las células cancerosas. Actualmente, la metástasis es la principal causa de muerte en cáncer, y los tratamientos actuales contra ella son ineficaces. No obstante, los investigadores de la Georgia Tech’s School de Atlanta (Estados Unidos) aseguran haber hallado la respuesta.

En el melanoma cutáneo, el cáncer de piel más agresivo, es especialmente importante la detección precoz. Con poco más de un milímetro de grosor el tumor puede empezar a diseminarse, enviando sus células a colonizar otros órganos. Cuando esto ocurre el pronóstico es por lo general malo. Se ha mejorado mucho en el tratamiento, particularmente con inmunoterapia, pero la mortalidad del melanoma sigue siendo elevada.

“La metástasis es responsable de la mayoría de las muertes relacionadas con el cáncer, pero los tratamientos clínicos actuales no son eficaces. Recientemente, se descubrieron las nanopartículas de oro (AuNPs) para inhibir la migración de células de cáncer y prevenir la metástasis”, indican los investigadores en su estudio.

El estudio revela que el movimiento de las células cancerosas por los órganos aledaños al afectado se ve posibilitado gracias a un conjunto de protrusiones largas y delgadas que ayudan a las células cancerosas a moverse, los filopodiosSe trata de una extensión de las fibras conocidas como lamelipodios, que se pueden encontrar alrededor de los bordes de la célula.

Gracias a las diminutas ‘piernas’ de este conjunto de fibras, las células sanas pueden moverse por dentro del tejido. No obstante, se producen en exceso en las células cancerosas, favoreciendo su propagación por el resto del cuerpo. Por esa misma razón, los científicos decidieron cortar las piernas de las protrusiones con el objetivo de ralentizar o acabar con la metástasis.

En una segunda etapa del experimento, los científicos calentaron las nanopartículas de oro con un láser de luz infrarroja cercana, que acabó no solo deteniendo la migración de las células malignas sino aniquilando gran parte de las células cancerosas.

Los autores están convencidos de que esta técnica podría ser ajustada para matar las células malignas y poder tratar «cánceres de cabeza, cuello, mama y piel con inyecciones directas locales de nanobastones combinadas con el láser de infrarrojo cercano de bajo consumo”.

«El método parece ser muy eficaz como un tratamiento administrado localmente que también protege al cuerpo de la propagación del cáncer lejos de los tumores tratados, y también es muy leve, por lo que se puede aplicar muchas veces si es necesario», dijo El-Sayed .

El-Sayed, el coautor principal Ronghu Wu, y los primeros autores Yue Wu y Moustafa Ali publicaron los resultados de sus actuales experimentos in vitro, un nuevo desarrollo en la terapia de nanotubos de oro fototérmico, el 26 de junio de 2017, en los Proceedings of the National Academia de Ciencias. La investigación fue financiada por la National Science Foundation y los Institutos Nacionales de Salud.

The following authors also contributed to this research: Haopeng Xiao and Tiegang Han from Georgia Tech, and Kuangcai Chen and Ning Fang from Georgia State University. This research was funded by the National Science Foundation Division of Chemistry (grants 1608801, CAREER Award CHE-1454501), and the National Institutes of Health Nanotechnology Study Section (grant 1R01GM115763). Any opinions, findings and conclusions or recommendations expressed in this material are those of the authors and do not necessarily reflect the views of the funding agencies.