Francisco Molina Sánchez.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La familia de Francisco Molina, el joven desaparecido en la capital cordobesa desde el día 2 de julio del año 2015, ha convocado una concentración para el viernes de esta semana ante la puerta del Ayuntamiento de Córdoba, con presencia de la Corporación Municipal, distintas autoridades y el presidente de la fundación QSD Global, Paco Lobatón, según informa la familia.

Al respecto, el domingo se cumplirán dos años sin rastro del joven de unos 18 años, tiempo en el que los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado han mantenido abierta la investigación para intentar dar con su paradero.

Francisco Molina Sánchez ese día, cuando quedó con unos amigos en la capital cordobesa.

Desde el principio del caso, su padre ha puesto en duda que su hijo se marchara voluntariamente, dado que «no se llevó el dinero que tenía en casa, ni tampoco ropa», por lo que no entiende cómo, según testigos, el menor tomó un autobús hacia Madrid, donde se le perdió la pista.

El padre de Francisco, Isidro Molina, comentó en su momento que su hijo avisó la noche del 2 de julio que «se quedaría a dormir en casa de sus amigos, como había hecho otras veces», si bien al día siguiente, tras no aparecer por su casa, junto a la zona del Zoco, en la capital cordobesa, el progenitor habló con los amigos, quienes le dijeron que «no había dormido» en sus casas, tras lo cual denunció su desaparición.

Así, apuntó que «su móvil está apagado desde las 0,17 horas del día 3 de julio» y los amigos comentaron que «había quedado con alguien que no conocían», resultando que «al día siguiente (el 3 de julio) lo han visto cogiendo un autobús a Madrid», pero «se le pierde la vista, porque no hay grabaciones de las estaciones de Córdoba y Madrid en las que aparezca», según indicó el padre.

En el momento en que fue visto por última vez, Francisco Molina llevaba unos vaqueros cortos, zapatillas deportivas negras y un polo blanco con los filos del cuello y las mangas con la bandera de España.

La Policía Nacional ha mantenido la búsqueda del joven desde que se interpuso la denuncia en julio de 2015, fecha desde la que se dio de alta en las bases policiales como persona desaparecida para todo el ámbito español, europeo y en los distintos cuerpos policiales.