Cebolla negra - ''La abuela Carmen'' / EUROPAPRESS

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Con una puntuación final de 85,1 puntos, el jurado situó la cebolla negra de ‘La Abuela Carmen’ entre los mejores productos agroalimentarios del planeta otorgando el galardón de dos estrellas con un sabor calificado de «sobresaliente«, según las bases de la convocatoria. Del informe de valoración remitido por el iTQi se desprende que aspectos como la presentación del producto, la primera impresión y la textura han propiciado la concesión del premio.

La cebolla negra de ‘La Abuela Carmen’ pasa a formar parte de la prestigiosa nómina de alimentos y bebidas que se comercializan a escala internacional con este sello de calidad, con presencia en más de 120 países de todo el mundo y que cada año concita el reconocimiento de los mejores líderes de opinión, chefs y sumilleres con Estrella Michelín.

El ‘Premio Sabor Superior’ se convierte en la última certificación de calidad otorgada a los productos de la empresa, que desde Montalbán de Córdoba, en plena campiña en el centro de Andalucía, atesora más de tres décadas de actividad agroalimentaria en torno al ajo y la cebolla con una innovadora gama de productos donde sobresalen el ajo negro, las conservas y las variantes ecológicas.

Para el fundador de ‘La Abuela Carmen’, Manuel Vaquero, «el ‘Premio Sabor Superior’ viene a avalar el empeño por hacer de la cebolla negra un producto ideal para esa cocina que sin querer perder la tradición apuesta por sabores diferentes. Desde la empresa cordobesa presentan la cebolla negra como un éxito del departamento de I+D+i, que ha dado como resultado una cebolla de textura blanda con tonalidades oscuras y sabor dulce y balsámico, mucho más digestiva que la cebolla fresca.

Considerado un producto gourmet, la cebolla negra responde a una sugerencia alimentaria que nace, primero, de una cuidada selección de la materia prima que pone sobre la mesa un producto natural, sin aditivos, y con el doble de elementos antioxidantes que la cebolla habitual.