Bioeconomía.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Bioeconomía.

Redacción. La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha afirmado que la apuesta por el mejor aprovechamiento de todo tipo de recursos “está en el ADN de la industria de la alimentación animal”, por lo que “está llamada a jugar un papel muy destacado” en el marco de la economía circular utilizando los excedentes de otras actividades para generar mayor valor añadido.

Ortiz ha recordado que la Junta va a impulsar “proyectos innovadores que aprovechen los subproductos agroalimentarios” a través de la Estrategia Andaluza de Bioeconomía, y ha puesto en valor que, en el marco de la convocatoria de ayudas a los Grupos Operativos de Innovación, hay iniciativas “muy interesantes” relacionadas con este sector. Como ejemplo, la consejera se ha referido al proyecto presentado por Frutilados, un grupo de empresas del Poniente almeriense que daría solución a los excedentes hortícolas obteniendo un alimento adecuado para el ganado ovino.

Carmen Ortiz ha participado esta mañana en Córdoba en la inauguración del V Congreso de Alimentación Animal, organizado por la Asociación de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales de Andalucía (Afaca) y que ha coincidido con la celebración del XXVIII Congreso de la Federación Europea de Fabricantes de Alimentación. Entre otras personas, el encuentro ha contado también con la presencia del comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Phil Hogan; la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina; y el secretario de Estado de Agricultura y Alimentación de Portugal, Luís Medeiros.

En su intervención, la titular de Agricultura de la Junta de Andalucía ha resaltado que la ganadería “tiene una gran importancia económica y social en nuestro medio rural, creando riqueza en equilibrio con el entorno natural y generando empleo en nuestros pueblos”. No en vano, esta actividad aporta en torno al 15% de la producción agraria andaluza al rondar los 1.600 millones de euros.

 

Carmen Ortiz ha comentado también la buena acogida de los productos cárnicos y de alimentación animal andaluces en el mercado internacional, donde las ventas superaron los 400 millones de euros en 2016 (+16% con respecto a 2015). En cuanto a las exportaciones del primer trimestre del año, se observa un aumento del 18% en comparación con el mismo período de 2016 y destaca China como destino principal de las ventas cárnicas en el exterior al superar el 26% del total.

Al respecto, la consejera ha afirmado que “para seguir creciendo en los mercados debemos tener unas producciones ganaderas rentables y de calidad” en las que es necesario cuidar tanto el manejo productivo y la genética como la sanidad y la alimentación animal. “Y es que precisamente la alimentación es un factor crítico para lograr una ganadería competitiva”, ha subrayado Ortiz, ya que supone algo más de la mitad del coste de las explotaciones ganaderas y de ella depende también la calidad y la seguridad de las producciones.

“La alimentación animal es una prioridad sin la cual no es posible generar riqueza y empleo en la producción ganadera”, ha recalcado la representante del Gobierno andaluz.