Ciberseguridad.

Javier Collado

Dobuss

Ciberseguridad.

Redacción. La facturación mundial de ciberseguridad se prevé que llegará a 79.292 millones en 2018 y para que esto sea posible, deben existir empleos que den respuesta a las nuevas necesidades que irán surgiendo en torno al mundo de la protección digital, según apunta Always On. Sólo durante el primer trimestre España recibió 50.000 ciberataques y la mitad de las compañías admite que no tiene programas de defensa y no cumple con los requisitos para la prevención de ataques digitales.

En este país, un 37% de los empleados de empresas TIC se dedican a la ciberseguridad, se trata de un sector que cada vez requiere más profesionales, actualmente demanda 825.000 trabajadores. A pesar de esto, del 95% de los alumnos que supera la selectividad pocos son los que se decantan por este sector y de ellos, solo un 24% de los graduados en carreras técnicas en España son mujeres.

Always On destaca algunos de los empleos que han surgido gracias a los avances en la Tecnología 4.0 y que se han convertido en puestos de primera necesidad en las compañías. Entre ellos está el de desarrollador o técnico de demótica, que será una pieza clave para el desarrollo del Internet de las Cosas, aumentará el número de aparatos conectados a esta red IoT.

Drones y nanotecnología

De igual modo, los drones generarán un mercado muy amplio ya que se les dará uso comercial. De este nicho surgirán puestos de trabajo como clasificador de drones, examinadores para la obtención del permiso de manejo, minimizadores del impacto en el entorno y controladores del espacio aéreo por el que circularán los drones.

Al mismo tiempo, la nanotecnología será una disciplina de vital importancia en el campo de la medicina, nano-técnico y nano-médico serán profesiones demandadas porque permitirán utilizar nuevas herramientas con conocimientos de tecnología. Además, la impresión 3D creará gran parte de los objetos que se utilizan, tanto en medicina como en gastronomía, existirán cocineros profesionales de comida 3D y diseñadores de impresión de ropa que serán algunas de sus aplicaciones. Para todo ello, la ciberseguridad, tanto en prevención como protección serán fundamentales, surgirán estrategas y planificadores de defensa. Cuantos más aparatos conectados haya, mayor será el riesgo de sufrir ciberataques. Finalmente, los robotistas se convertirán en inventores, diseñadores y programadores de máquinas como drones o nanorobots.

Informe de Infojobs

Así lo corrobora el informe elaborado por Infojobs en colaboración con Esade, que asegura que hubo 1.270 vacantes para profesionales de expertos en ciberseguridad en 2016 y en robótica, 761 vacantes, un 129% más que el año anterior, con un sueldo medio de 29.351 euros.