Cata de Vino.

Javier Collado

Dobuss

Cata de Vino.

Redacción. El impacto económico de la 34ª edición de la Cata del Vino Montilla-Moriles, celebrada del 19 al 23 de abril en el Palacio de la Merced, es de 2.269.154,17 euros, según el informe realizado por una consultoría especializada, hecho público hoy.

La responsable de Empleo en la institución provincial ha hecho hincapié en datos como el 87% de ocupación hotelera, 20.000 visitantes de fuera de la provincia, la participación de 29 bodegas -seis más que en la anterior edición- o la decena de restaurantes presentes en la muestra ofertando otros productos de excelencia en la provincia como la naranja o el ajo.

Los datos del informe económico indican que se ha producido un incremento de la demanda hotelera, cifrado en el fin de semana en un 87 por ciento, y un aumento muy significativo el miércoles y jueves, así como un fuerte reclamo en las líneas de alta velocidad con parada en Córdoba sin que en la semana de la Cata hubiera otro evento de especial interés. En total, 14.894 personas visitaron la ciudad en esos días.

 

En cuanto a la demanda de vino, por primera vez los vinos jóvenes -con un 45%- fueron los más consumidos, seguidos de los finos -40 por ciento-, Pedro Ximénez -10%- y olorosos y amontillados – 5%-. Los ingresos directos generados por la Cata han sido de 370.000 euros, lo que supone un gasto medio de 4,90 euros por visitante.

La ubicación, cercana a la estación del AVE, en el centro de la ciudad pero fuera del Casco Histórico; la fecha, concatenada con la Semana Santa, las Cruces, los Patios o la Feria, y el cambio de copa más apropiada para el consumo de los vinos, son otros factores del éxito de la cita.