Javier Collado

Dobuss

Redacción. Lograr un cambio de mentalidad entre los agricultores europeos. Ése es el objetivo prioritario de la estrategia de comunicación y difusión diseñada por la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la Universidad de Córdoba para el proyecto, financiado por la Comisión Europea a través del programa Horizonte 2020.

Para conseguirlo, la UCO ha diseñado un calendario de acciones que llevará a la UCC+i y al equipo de comunicación del proyecto a trabajar para favorecer la creación de comunidades de agricultores que pongan en práctica las propuestas lanzadas por los investigadores referidas a nuevos sistemas de sistemas de gestión agronómica y agroindustrial que favorezcan el incremento del número de cultivos, aumentando la biodiversidad, y reduzcan los insumos necesarios para ello.

Para conseguirlo, el plan de comunicación diseñado por la UCO y avanzado por la coordinadora técnica de la UCC+i, Elena Lázaro, en el transcurso del Kick off meeting celebrado a mediados de mayo en Cartagena y revisado por el coordinador del proyecto en la reunión celebrada el pasado lunes en Murcia, prevé la utilización de diferentes herramientas de comunicación online y offline, entre las que se prestará especial atención a la comunicación personal y a la transferencia de resultados a través de diferentes plataformas digitales.

En total, sesenta investigadores de universidades, centros de investigación, empresas agrarias, de logística y de maquinaria de 8 países europeos se han reunido esta semana en la Universidad Politécnica de Cartagena para acordar el mapa de ruta del proyecto que tendrá una duración de 5 años. En los debates celebrados a lo largo de los tres últimos días, todos los participantes han coincidido en subrayar que la diversificación de cultivos bajo prácticas de manejo de bajos insumos puede ser una alternativa a los actuales modelos agronómicos intensivos, con mejoras en la calidad ambiental y por tanto en la sostenibilidad a largo plazo de los sistemas agrarios, pero también con beneficios económicos para el agricultor.

En el ámbito exclusivamente científico trabajarán además los investigadores del área de Edafología y Química Agrícola de la Universidad de Córdoba Luis Parras y Beatriz Lozano, que ha sido designada además como coordinadora regional para el área mediterránea sur.