Javier Collado

Dobuss

CBN. A partir del 1 de julio, la ciudad de Córdoba asumirá la presidencia del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad a Callejas Córdobala vez que Ibiza tomará la presidencia de la Comisión de Cultura con el reto de organizar los actos conmemorativos del 25º aniversario, que se cumplirá el 17 de septiembre de 2018.

Así lo ha acordado hoy la Asamblea del Grupo Ciudades Patrimonio, celebrada hoy en el Museo de Arte Contemporáneo de Eivissa (MACE).

Los miembros de la ejecutiva del grupo, el alcalde de Ibiza, Rafael Ruiz; la alcaldesa de Córdoba y vicepresidenta del grupo, Isabel Ambrosio; el alcalde Cuenca, Ángel Mariscal, y el alcalde de Ávila, José Luis Rivas, han anunciado en una rueda de prensa los acuerdos de la asamblea.

En la comparecencia no ha estado presente la presidenta del grupo, la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, por un problema de agenda.

Ruiz ha destacado que muchos de los alcaldes de las quince ciudades del grupo no habían estado nunca en una isla, que no es conocida precisamente por su oferta cultural, y que «se quedaron gratamente sorprendidos de la riqueza patrimonial».

«Esperemos estar a la altura para que tengamos un aniversario fructífero y provechoso para todos», ha señalado Ruiz, que ha explicado que serán actos que buscarán «representar a todas las ciudades».

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha explicado que esta mañana se han celebrado dos asambleas.

En la primera, que ha sido de carácter extraordinario, se ha abordado la modificación de los estatutos para «abrir una puerta al patrocinio de entidades privadas«.

Esto será posible si el grupo logra la consideración de entidad de utilidad pública, y para ello había que modificar los estatutos, a fin de que los ejercicios económicos tengan los mismos plazos que cualquier otra entidad, del 1 de enero al 31 de diciembre.

«Es un paso más, el definitivo para que podamos tener esa declaración y para que podamos optar al patrocinio de entidades privadas», ha señalado Ambrosio, quien se ha mostrado convencida de que estas empresas «van a ver como un elemento muy competitivo y diferenciador, poder trabajar con el Grupo Ciudades Patrimonio».

La alcaldesa, que ha rechazado que la entrada de patrocinadores privados se deba a la falta de financiación pública, ha asegurado que «las cuentas están saneadas».

Ha señalado también que el objetivo es «asumir nuevos retos» y concienciar que «el patrimonio es una responsabilidad de todos».

Con la declaración de utilidad pública, las empresas que colaboren tendrán beneficios fiscales. «Hay empresas que ya están interesadas», ha destacado Ambrosio.

En la segunda asamblea, la de carácter ordinario, se ha aprobado el plan estratégico para los próximos tres años, con seis áreas de actuación: institucional, comunicación, turismo, patrimonio, participación social y cultural, y el área económico financiera.

También se ha aprobado el convenio con Marca España, que «refuerza la capacidad» de llevar hasta el «último rincón del mundo» al Grupo de Ciudades Patrimonio.

En la misma línea, se ha dado el visto bueno a la firma el convenio con Fundación Once, para continuar con el reto de hacer las ciudades accesibles.

En ambos casos, ya se estaba trabajando de forma conjunta con Marca España y Fundación Once, pero no se habían firmado los convenios de colaboración.

Finalmente, se ha elegido por unanimidad conceder el premio Patrimonio 2017 a la Fundación Hortensia Herrero, de carácter privado, por su labor de mecenazgo para la conservación y restauración del patrimonio.