Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. María José tuvo a su primera hija, Pilar, y al poco tiempo desarrolló una extraña enfermedad hereditaria que afecta al sistema inmune y que requería para su curación un trasplante de médula.

La propia madre, María José, donó médula para su hija, pero a los 128 días del trasplante, sufrió un rechazo que le provocó el fallecimiento.

Más tarde, Maria José tuvo  una segunda hija, Manuela, y desgraciadamente desarrolló la misma enfermedad que Pilar.

En esta ocasión se logró identificar a una donante norteamericana que tenía una compatibilidad del 90% con la pequeña.

Afortunadamente el trasplante fue un éxito y hoy Manuela tiene 6 años y todo un futuro por delante.

Donar médula salva vidas. Y todos estamos expuestos a necesitarlo algún día.

El ejemplo de Manuela es un estímulo para ver el gran bien que puede ocasionar

 

 

Buenas noches familia Ya sabemos que encontrar un donante de médula ósea compatible es de 1 entre 40.000 personas que forman parte del registro del mundial de donantes Os dejamos la historia de Manu, para que veáis lo que pasa cuando alguien dice #Si a dar vida 😍😍😍HAZTE DONANTE DE MÉDULA Y REGALA VIDA #FELICIDADES_GUERRERA_MANU #YOSOYDONANTE

Publicada por Médula para todos en Martes, 2 de mayo de 2017

Fuente: Médula para Todos