Lince ibérico.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Lince ibérico.
Lince ibérico.

CBN. El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Córdoba, Francisco de Paula Algar, acompañado por los alcaldes de Villafranca de Córdoba y de Montoro, Francisco Palomares y Ana María Romero, respectivamente, ha liberado dos linces ibérico para asegurar la pervivencia de la especie en la zona del Guadalmellato.

Con esta suelta finaliza la campaña de liberaciones en estas comarcas tras diez ejemplares este año, cinco en la zona de Guadalmellato y cinco en la zona de Guarrizas, que han sido seleccionados en función de las necesidades genéticas de cada zona.

Esta iniciativa se desarrolla en el marco del proyecto ‘Life Iberlince’, coordinado y liderado por la Junta, que contempla medidas para asegurar la conservación de la especie en el territorio andaluz y su reintroducción en otras áreas de la Península Ibérica. En este programa participan administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales.

En esta ocasión, se trata de ‘Noa’, una hembra nacida en 2016 en el Centro de Cría en Cautividad del Lince Ibérico Zarza de Granadilla descendiente de la hembra ‘Hubara’ y del macho ‘Hache’, y ‘Navío’, un macho nacido en el mismo lugar y el mismo año, descendiente de la hembra ‘Jarilla’ y del macho ‘Gazpacho’.

En esta suelta pública han participado más de 150 alumnos del Colegio Teresa Comino, de Villafranca de Córdoba, y tres colegios de Montoro, Nuestra Señora del Rosario, San Francisco Solano y el CEIP Épora.

El incremento de ejemplares de lince ibérico en Andalucía se ha producido en buena medida gracias al aporte de dos de las zonas donde está más presente: la de Guarrizas (Jaén), donde hay censados 70 ejemplares, y la de Andújar-Cardeña-Montoro, donde se han contabilizado 198 ejemplares, cifra que aumenta con esta suelta.