Javier Collado

Dobuss

 Pasterski
La joven Sabrina González con el avión que ella misma ha diseñado

CBN. Hija de madre cubana y padre norteamericano, Sabrina Gonzalez Pasterski es una de las mentes más prodigiosas de los últimos tiempos. Incluso ha sido comparada con Einstein por lo disruptivo y avanzado de sus investigaciones.

Cuando tenía sólo 10 años comenzó a tomar clases para aprender a volar aeronaves y a los 14 terminó su propio avión a motor. Así, se convirtió en la mujer más joven en construir y volar su propia aeronave, ya que la Administración Federal de Aviación le otorgó un permiso especial para volarlo por primera vez.

Su nombre comenzó a cobrar relevancia en el mundo de la ciencia. A los 15 años logró entrar en el Instituto de Tecnología de Massachusetts de donde se graduó con honores.

Esta joven de sólo 23 años ha sido definida por el MIT como poseedora de una inteligencia como la de Einstein, creatividad como la de Da Vinci y su esfuerzo como el de Stephen Hawking.

Estudia un doctorado en Harvard y se encuentra investigando la relación espacio-tiempo, los agujeros negros y la naturaleza de la fuerza gravitatoria. Forbes la nombró una de las jóvenes más influyentes con menos de 30 años y una de las mentes más brillantes del siglo XXI..

Amazon le ofreció un empleo en las empresas Blue Origin, dedicada al desarrollo y producción espacio, mismo que rechazó para centrarse en sus estudios. Es una joven alejada de las redes sociales, a través de su blog busca inspirar a más mujeres en el mundo.

Sabrina podría cambiar al historia del mundo y la percepción de millones de mujeres haciendo que cada vez más jóvenes elijan el camino de la ciencia.

Según Forbes, la brecha entre hombres y mujeres que ocupan un lugar como investigadores y científicos sigue siendo enorme. Sólo 10% de las mujeres que son profesionistas e investigadoras trabajan de tiempo completo en ello, contra un 50% de los hombres.

Actualmente Sabrina González se reconoce como una persona alejada de las redes sociales, el alcohol y el tabaco, sin embargo, admite una pasión que alimenta semana a semana en internet: su blog, PhysicsGirl, un sitio muy simple en el que publica diversos artículos sobre sus áreas de estudio e interés.

Parte de su secreto para alcanzar sus éxitos se los adjudica a su frase motivacional «muy bien, pero ¿qué has hecho últimamente?», un lema que recuerda le dijo un profesor luego de que ella volara por primera vez en avión a los nueve años. «Se ha convertido en mi mantra», explica al diario Chicago Tribune. Sabrina en estos momentos continúa su investigación para obtener el doctorado en Harvard, pero en el futuro espera construir un laboratorio multidisciplinario que le permita alcanzar sus próximos objetivos.