Prevención de infartos.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Prevención de infartos.
Prevención de las secuelas en infartos.

Redacción. Científicos de Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han descubierto que el metoprolol, un fármaco conocido desde hace décadas, es capaz de reducir las secuelas producidas durante un infarto si se administra precozmente. La administración rápida de metoprolol durante un infarto inhibe directamente la acción inflamatoria de los neutrófilos, un tipo de células sanguíneas.

Esta disminución de la inflamación se traduce en una reducción del daño final en el corazón post-infarto. Por tanto, este hallazgo abre un escenario de nuevas aplicaciones para una estrategia farmacológica sencilla, segura y de bajo coste.

A pesar de los avances alcanzados durante los últimos años en el tratamiento del infarto agudo de miocardio, que afecta cada año a más de 50.000 personas en España, todavía muchos supervivientes sufren secuelas graves en el corazón que limitan su calidad de vida y generan un alto coste al sistema sanitario.

En el estudio se demuestra que la administración temprana de metoprolol protege al corazón actuando directamente sobre los neutrófilos. «El metoprolol en sangre altera el comportamiento de los neutrófilos, los ‘aturde’, limitando su acción inflamatoria y dañina sobre el músculo cardiaco», ha recalcado el primer autor del artículo, Jaime García-Prieto.

En este trabajo, además del CNIC y del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD), han participado el Hospital Clínico San Carlos, Hospital Universitario Quirón Madrid, Hospital Central de Asturias, Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, Hospital de Basurto y Hospital Monte Sinaí de Nueva York (Estados Unidos).