Policía Local.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. La Policía Local de Córdoba se suma a la campaña de vigilancia y control de la velocidad que realiza la Dirección

Policía Local.
Policía Local.

General de Tráfico (DGT) desde este lunes 17 de abril al domingo día 23, y en ese marco supervisará que en vías urbanas y travesías de la capital cordobesa se cumple lo establecido por la normativa en un factor crucial para la seguridad vial.

En este sentido, el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente, ha recordado que “con una velocidad adecuada, se podría evitar una cuarta parte de los fallecidos en accidentes de tráfico, según datos ofrecidos por la DGT.

Por ello, como ha indicado Aumente, “la realización de campañas conjuntas y la colaboración institucional en el ámbito de los municipios es una manera de formar la ciudadanía en aspectos esenciales de la seguridad vial y de prevenir siniestros y mortalidad en las carreteras”.

Así, esta semana se controlará especialmente en Córdoba por parte de su Policía Local que los límites de velocidad son respetados, algo que resulta fundamental para evitar accidentes, sobre todo los sufridos por peatones, y reducir los daños cuando se producen.

Cabe destacar que “a partir de 80 Km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en un atropello, mientras que a una velocidad de 30 Km/h, el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%”, según remarca la DGT basándose en estudios de la Organización Mundial de la Salud.

Por otra parte, Emilio Aumente ha resaltado que el exceso de velocidad no solo incide en la seguridad vial, también afecta de un modo negativo al medio ambiente, la calidad de vida y el consumo de combustible. Junto a ello, los incumplimientos en velocidad, como ha agregado, pueden causar la pérdida de puntos del carnet de conducir y, según el grado de la infracción, se pueden derivar responsabilidades penales.

En esta línea, ha hecho un llamamiento a “extremar la precaución y cumplir absolutamente en la velocidad y en el resto de la normativa de seguridad vial y tráfico, en aras de una ciudad más segura y con más calidad ambiental y bienestar”.

Asimismo, se puede recordar que el incumplimiento de lo establecido en la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación sobre los límites genéricos y específicos de velocidad, velocidad en adelantamiento y distancias entre vehículos, está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 100 a 600 euros. Además, el artículo 379 del Código Penal establece que “el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

Y que la Ley del Permiso por Puntos contempla la pérdida de entre 2 y 6 puntos por este tipo de infracción, dependiendo del exceso de velocidad cometido. Por último, hay que subrayar que, según datos de la DGT, desde la entrada en vigor de la Ley del Permiso por Puntos, más del 40% de las sanciones impuestas lo han sido por causa del exceso de velocidad.