Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Angustias
La Virgen de las Angustias, en la tarde de ayer Jueves Santo

CBN. A las 18:45 h salía la cruz de guía de la Pontificia, Real y Centeria Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias Coronada desde la Iglesia Conventual de San Agustín. Esta famoso y antiquísima cofradía solo cuenta con el paso que representa la Virgen María recibiendo el cuerpo muerto de su hijo, el cuál es de origen desconocido.

Los primeros datos de la existencia de esta Hermandad se remontan a 1558, de donde datan algunos documentos que dan fe de que en aquel tiempo ya se tenía constancia de la vida de la cofradía, por lo que no se sabe el año exacto en el que inicio su proceso.

Desde tiempos inmemoriales ha circulado por Córdoba una leyenda sobre el origen de esta venerada imagen que recoge Ramírez de Arellano en su ya citada obra «Paseos por Córdoba», en la que se presenta a los frailes de San Pablo rechazando una burra o mula que portaba un cajón y que se obstinaba por entrar en el convento. Dicho animal, dando su intento por inútil, abandonó San Pablo y llegó al convento de San Agustín donde fue acogida, recibiendo los agustinos la grata sorpresa de encontrar en el cajón la imagen de la Virgen de las Angustias.

El famoso imaginero cordobés afincado en sevilla Juan de Mesa y Velasco fue el encargado en 1626 de la hechura de sus titulares, obra que dejó a punto de terminar, ya que falleció de manera repentina, teniendo casi acabadas la imagen del Cristo Muerto y la restauración de las facciones de la Virgen de las Angustias, que como hemos dicho anteriormente es de origen desconocido.

Le acompañó la Asociación Músico-Cultural de la Coronación de Espinas