Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Cristo de la Buena Muerte
Cristo de la Buena Muerte

CBN. Un año más, la Hermandad de Nazarenos Congregantes del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora Reina de los Mártires llenó de majestuosidad y silencio la Madrugada del Jueves al Viernes de la Semana Santa de Córdoba.

A las  0o:00 horas salieron de la Real Colegiata de San Hipólito los inconfundibles nazarenos con su largo capirote, túnica de cola y cubrerrostro negro con cinturón de esparto, encaminándose a emprender un recorrido habitual para esta Hermandad hasta la Mezquita-Catedral.

El Cristo de la Buena Muerte de Antonio Castillo Lastrucci caminaba magnamente por la Judería provocando el respeto entre el público más numeroso que otros años por la bondad climatológica.

La Reina de los Mártires, una bellísima Dolorosa del mismo escultor, y de la misma fecha que el primer Titular, 1945, proseguía  los pasos de su hijo con la elegancia y la prestancia que acostumbra año tras año.

La estética y el dolor no son antagónicas contemplando esta Hermandad de silencio, sino todo lo contrario.