Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Pasión San Basilio
Jesús de la Pasión / Foto: Cabildo Catedral de Córdoba

CBN. La Muy Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía del Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, María Santísima del Amor y San Juan Evangelista completó su salida procesional de este Miércoles Santo desde la Parroquia de Nuestra Señora de San Basilio. Una salida muy esperada por cientos de creyentes que agolpados a las puertas de la Iglesia lanzan rezos, súplicas y plegarias al Señor de San Basilio. Y es que es inmenso el fervor que sienten los cordobeses por esta Imagen.

Se trata de un Jesús con la cruz al hombro, de autoría anónima del siglo XVII. El paso en el que lo llevan los costaleros es se remonta al año 1955, realizado por Rafael Valverde, si bien fue restaurado en el 2001 por José C. Rubio Valverde.

A pesar de que los fieles del barrio ya veneraban a las imágenes titulares de esta Hermandad desde el siglo XVII, no se formó Cofradía en torno a ellas hasta 1939, aunque en un informe realizado a instancias del obispo Trevilla aparecía en el barrio del Alcázar Viejo la Cofradía de Nuestra Señora de la Paz, que hasta finales del siglo XVII procesionaba los pasos de San Juan, Nuestro Señor Crucificado, Jesús con la Cruz al hombro y Nuestra Señora de la Soledad. De lo cual podemos deducir que, al menos, la imagen del nazareno correspondía a Nuestro Padre Jesús de la Pasión.

Sin embargo, hasta 1939 no será fundada la Hermandad actual. En la Semana Santa de 1.941 la hermandad realiza su primera estación de penitencia el Jueves Santo y al año siguiente sería el Miércoles Santo continuando en este día hasta hoy.

La incorporación a la estación de Penitencia de María Santísima del Amor y San Juan se produce en 1949. Su autor es desconocido.

Mucho ha llovido desde entonces para esta hermandad que sigue sumando fieles. Muchos nazarenos acompañan en la estación de penitencia, vestidos con túnica y capa blanca, cubrerrostro morado y cíngulo blanco y morado.

Una estación de penitencia que contó con la Agrupación musical Santo Tomás de Villanueva (Ciudad Real) para el primer paso. El segundo paso, de María Santísima del Amor y San Juan, anduvo al son de la banda municipal de música de Coria del Río (Sevilla)