Policía Nacional.-. Archivo

Supermercados Piedra

Dobuss

Policía Nacional.
Policía Nacional.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Local de Lucena y Cabra procedieron el pasado viernes a la detención de una persona de 25 años de edad, como presunto autor del robo con fuerza perpetrado en un centro escolar de Lucena (Córdoba).
La investigación se inició cuando agentes encargados de perseguir los delitos contra el patrimonio, tuvieron conocimiento de cómo, al parecer, durante el pasado mes de febrero y principios de marzo, se habrían venido sucediendo en esta localidad una serie de robos con fuerza en distintos centros educativos, donde los presuntos autores sustrajeron, entre otros efectos, material  informático fácilmente transportables, siendo detenidos el pasado 14 de marzo, tres individuos por la presunta autoría de ocho de estos hechos.
El “modus operandi” en la mayoría de los casos era el mismo tal y como pudieron comprobar los agentes encargados de la Inspección Técnico-Policial de la escena criminal, los autores accederían a estos centros utilizando el método conocido como “escalo” y posteriormente una vez que se encuentran en el interior de las aulas, fracturarían los sistemas de seguridad, accediendo a las oficinas donde se encontrarían los efectos susceptibles de ser sustraídos.
Los agentes encargados de la investigación tras  realizar diversas pesquisas, han podido determinar la autoría en otro hecho de similares características de un joven de la localidad, procediendo a su localización y detención el pasado viernes por la mañana, habiéndose recuperado una pantalla con reproductor de DVD integrado, que le ha sido devuelta a su legítimo propietario.
Las diversas gestiones realizadas han propiciado asimismo que dicho detenido pueda ser acusado también de la presunta comisión de un robo en interior de vehículo ocurrido este Domingo de Ramos en Lucena, en compañía de otro individuo cuya detención se espera que se produzca en las próximas horas.
La Policía solicita a todos los ciudadanos que, si se les ofrece material que pudiera haber sido robado en Colegios e Institutos, tales como ordenadores portátiles, lo ponga de manera inmediata en su conocimiento. De dicha colaboración podría surgir el fin de este tipo de hechos que tanta preocupación han causado en la comunidad escolar y en toda la ciudadanía lucentina.