Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Gato I
El lenguaje de los gatos

Enrique Fernández. Los gatos son animales muy listos. Más de lo que nosotros podemos pensar. Pueden conseguir de nosotros lo que quieran y es por eso que muchos estudios científicos demuestran que cuentan con un sistema de comunicación con las personas que está bastante elaborado. Tan sólo hay que prestar atención y dedicarle un tiempo para atender sus necesidades y hacer de su vida un placer aún mayor.

Lo primero y más importante que no todo el mundo tiene presente; El maullido es el último recurso al que acude el gato para comunicarse. Antes, ya ha intentado avisarte a través de un sistema de transmisión de olores que, por desgracia para el gato, no percibimos, después continúa con su lenguaje corporal (movimientos de cola, avisos con sus patas…) y si no, empieza con su lenguaje facial (orejas alerta, bigotes hacia el frente o hacia atrás…). Es decir, que ha aprendido que la única forma de que lo entendamos es comenzar por emitir sonidos, pero a causa de perder un poco la paciencia…

Desde NaturZoo vamos a enseñaros como descifrar sus maullidos:

Maullido corto: te está saludando y reconociendo, para ellos es muy importante el saludo, verás que se acerca a ti primeramente con su cola estirada y movimientos alegres.

Muchos maullidos, con volumen más alto de lo normal: te saluda y está contento de verte, al igual que un perro salta y da vueltas de alegría, ellos maúllan desesperados para que te agaches a rascarles y achucharlos.

Maullido de volumen medio: primero habrá ido varias veces a buscar lo que necesita y viendo que no te das cuenta de que le falta, te empieza a maullar para pedírtelo… (pista: revisa su comedero, bebedero, o arenero).

Maullido largo: te sigue pidiendo algo, pero ahora con insistencia.otras veces, son llamadas a miembros de su grupo como cuando las hembras empiezan con el celo.

Maullido de volumen bajo y largo con tonos diferentes: se queja de alguna cosa o algo le está preocupando… (búscale si le oyes, pero no lo ves… podría estar a punto de pelearse).

Maullido grave, alto: quiere algo con urgencia. Se asocia a la ira, miedo o dolor… si además comienza con largos sonidos insistentes muy muy altos…coincide muchas veces con sus periodos de celo.

Otros sonidos

Además del maullido, el gato crea otros sonidos con los que hablarnos: lo más bonito de un gato es acariciarlo y que comience con su ronroneo (significa que está a gusto y en tranquilidad ), o el siseo (todo lo contrario a lo de antes), que son los sonidos más reconocibles.  Pero también y en algunas ocasiones, el gato emite algo parecido a un parloteo, que puede significar tanto entusiasmo como ansiedad, tendrás que descubrirlo y es como un chirrido con ronroneo, que es lo que normalmente usa una madre para llamar a sus cachorros y lo más parecido a un grito en su forma de expresar dolor inesperado.

¡¡¡Esperamos que ahora puedas entender más a tu animal y seáis más felices si cabe con vuestra relación!!!