Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Pablo Ráez Futuro
Pablo, gracias

CBN. Un difícil día el de ayer cuando supimos que el joven guerrero Pablo Ráez había perdido su batalla contra el cáncer.

Una vez más este mal salió victorioso ante un joven de sólo 20 años que reunía todo lo bueno que una persona puede tener para creer en la condición humana: fuerza, personalidad, sensibilidad, sinceridad, paciencia, generosidad, amor…

No obstante, cuando Pablo lea estas palabras, seguramente quiera que cambiemos este discurso por otro de esperanza, de mirar hacia delante, de pensar en qué podemos hacer por otras personas que aún están luchando y  por todas aquellas a las que también les acechará y atacará este mal.

Por eso Pablo, desde este momento dejaremos de lamentarnos, de pensar en la cruda realidad que acabamos de vivir y que querrás que dejemos atrás.

Tu ejemplo marca una etapa nueva, has sembrado una semilla tan poderosa que estamos convencidos que supondrá un tiempo diferente, en el que la solidaridad de tantas personas para las que has sido su referente servirá para que se multipliquen tus deseos de que demos a los demás una pequeña parte de cada uno de nosotros para evitar tanto dolor y sufrimiento.

Y esa victoria la has ganado tú, Pablo. Ese mal no ha podido derrotar tu mensaje, ese mensaje que tan hondo ha calado en tantos corazones.

Todos los luchadores actuales y futuros luchadores serán aún más fuertes que lo que serían si no te hubiéramos conocido. Por eso #siemprefuerte

Sí, Pablo, estamos convencidos de que las donaciones de médula se multiplicarán, y más aún ahora en tu memoria. Ya conseguiste que se multiplicaran un 1000% en muchas ciudades y esa dinámica continuará. Por eso #retounmillón llegará y lo comprobarás desde el cielo, sintiéndote orgulloso de que tu sacrificio y tu perseverancia sí servirán para lograrlo.

Y sí, Pablo, confiamos en que la sensibilidad que has despertado en todos los ámbitos y estamentos de la sociedad, hará más fuerte si cabe la lucha contra este enemigo que sólo ha logrado una pequeña victoria, pero no la más importante, la de la vida, la de la curación definitiva a partir de la solidaridad y la unión. Por eso #donamédula, #donavida.

Cuando llegue el día de la victoria definitiva sobre este mal, tu ejemplo, tu mensaje, tu personalidad, resonarán con más fuerza que nunca porque has sido un actor imprescindible para remover conciencias, para marcar el camino de la victoria, para creer en nuestras posibilidades, para no parar ni un momento de luchar a pesar de la adversidad.

Por eso Pablo, nos seguiremos contando y seremos cómplices de tu mensaje.