Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Antonio Cuenca. Esta semana trataré sobre la limpieza del coche tanto exterior como interiormente. Una buena limpieza ayuda al buen estado del coche y mejorará nuestra seguridad vial.

Tenemos varias opciones de lavado:

  • Llevarlo a un túnel de lavado, por un precio de 3 a 5 euros. Se elige el programa que se quiera y la máquina lo realizará. Este método tiene el inconveniente de que la agresividad de los rodillos nos dejarán con el tiempo pequeños arañazos en la carrocería del vehículo. No se eliminarán completamente los mosquitos adheridos a ella ni el barro de las partes bajas del coche.

Lavado I

 

 

  • Lavarlo a presión (que tanto se utiliza actualmente). Se realiza en gasolineras. Para llevar a cabo este lavado hay que tener la precaución de no poner la pistola cerca del vehículo, ya que la presión terminará estropeando la laca de la pintura y los faros delanteros (suelen ser de plástico). La pistola tiene que tener una separación de un metro, como mínimo a la carrocería.

 

Lavado II

 

  • Lavarlo manualmente, hay que tener un lugar adecuado para hacerlo, ya que en la calle está prohibido. Este método es para los entusiastas de la limpieza. Llevará horas pero el vehículo quedará inmaculado. Si disponemos de agua corriente, utilizaremos una manguera con una presión moderada, evitando de esta forma que las partículas arañen la pintura. Utilizaremos champú y se aclarará abundantemente. Para secarlo conviene utilizar una gamuza a ser posible de buena calidad, secan mejor porque son más absorbentes. Siempre debemos lavarlo en la sombra, ya que si se seca al sol aparecerán manchas en la superficie de la pintura y los cristales. Las ruedas deben dejarse para lo último, se limpiarán de la misma forma que la carrocería utilizando los mismos productos. Si se desea abrillantar la goma de las ruedas se utilizará betún. Si queremos quitar el alquitrán que se encuentra en los bajos del vehículo, se hará con un paño que no sea muy agresivo añadiéndole aceite doméstico o vaselina neutra. Para su limpieza interior utilizaremos una aspiradora, bien de casa o de las gasolineras. Una vez aspirado todo el vehículo procederemos a limpiar con una gamuza húmeda el polvo del salpicadero y marcas de las puertas del mismo. Para los cristales utilizaremos papel y limpiacristales. A los asientos de cuero, se le aplicará una crema específica para su mantenimiento.

Mencionar que si las alfombrillas están rotas o viciadas, debemos eliminarlas y cambiarlas por otras nuevas, ya que esto nos dificultaría la conducción, porque se nos puede enganchar algún píe o bloquear alguno de los pedales.

Queremos mantener el coche como salido de fábrica, pero para eso tendríamos que saber cómo cuidarlo y lavarlo. Espero que estos pequeños consejos os ayuden a mantener vuestros vehículos como nuevos.