Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El Gerona derrotó con justicia a un Córdoba C.F. gris que no termina de encontrar una línea de resultados que permita albergar esperanzas de optar a pelear por el ascenso.

Girona C.F.-Córdoba C.F.
Gerona C.F.-Córdoba C.F.

El partido comenzó de forma muy favorable para el Gerona, que se adelantó en el minuto 1. Un  centro de Cifuentes fue rematado por Sandaza, que tras golpear en el palo fue remachado por el propio jugador al fondo de la red.

El gol y el dominio local afectaron negativamente al cuadro blanquiverde, que en ningún momento se encontró  cómodo en la primera mitad.

Con el paso de los minutos, el duelo se equilibró algo, pero siempre bajo control los de Pablo Machín, que han disfrutaron de varias ocasiones claras para marcar el segundo.

La segunda mitad empezó como la primera, muy movida y con un Gerona intenso. A los 20 segundos, una cabalgada de Portu acabó con un centro flojo del murciano. Instantes después, Borja García efectuó  un disparo colocado que salió rozando el larguero.

Se presentía el gol de la tranquilidad para el equipo local y éste no tardó en llegar. Un centro de Aday que ningún defensor del Córdoba C.F. pudo rechazar lo  aprovechó Portu para batir a Kieszek con un disparo seco y cruzado. Este gol dio alas a los gerundenses, que se  lanzaron a por el tercero.

Hasta el final poco más a destacar. El Córdoba C.F. necesita recuperar su mejor versión si no quiere pasar apuros para continuar la próxima campaña en Segunda División.