Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Cajasur
Cajasur ve reforzado su capital

CBN. Kutxabank ha anunciado que ha inyectado 300 millones de euros en su filial CajaSur, la entidad cordobesa que la BBK se adjudicó en 2010. La operación se ha realizado mediante una ampliación de capital que el banco vasco, como único accionista, ha suscrito íntegramente. En una nota, justificó la medida por la necesidad de atender los nuevos requerimientos del Banco Central Europeo (BCE) así como otros cambios regulatorios. También reconoció que había influido el impacto de las cláusulas suelo en la firma andaluza tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que obliga a devolver el dinero desde que se firmó la hipoteca.

Kutxabank se ha resistido hasta ahora a cuantificar su exposición a las cláusulas suelo. Aunque en su cartera la presencia de este producto es residual, se sabe que CajaSur está muy afectada. Además, tiene sentencias en su contra hasta del Tribunal Supremo. Así, esta instancia se pronunció a favor de Ausbanc en una acción que emprendió esta organización de usuarios contra la entidad cordobesa.
Es más, una demanda contra CajaSur figura entre los tres asuntos que elevaron la cuestión al Tribunal de Justicia de la UE y que motivaron su famosa sentencia de la semana pasada. Este fallo establece que los bancos deben devolver el dinero desde el inicio y no solo desde 2013, tal como sostenía el Tribunal Supremo.

Para facilitar su cumplimiento y agilizar las devoluciones, el Gobierno aprobará hoy un código de buenas prácticas, aunque Kutxabank evitó aclarar ayer si se adherirá con el argumento de que primero debe conocer su contenido.

A pesar de que se estima un impacto significativo en las cuentas de CajaSur, Kutxabank dio mayor relevancia a los otros factores para justificar la ampliación de capital en el hecho relevante que envió a la CNMV. Se refirió, en concreto, a una norma sobre contabilidad de las entidades de crédito en la que no se contempla el registro de provisiones genéricas. Asimismo, señaló el reglamento que establece un nuevo calendario de deducciones fiscales, reduciéndolo de diez a seis años. Y dentro de este mismo área apuntó al decreto del Gobierno español sobre el impuesto de sociedades que limita la compensación de pérdidas registradas en el pasado.

La ampliación de capital supone extenderlo en un 30% hasta sumar 1.318 millones. Kutxabank ya inyectó otros 200 millones en 2012. La entidad cordobesa, adjudicada en 2010 con un Esquema de Protección de Activos de 392 millones, tuvo una aportación positiva de 15,9 millones a las cuentas del grupo entre enero y septiembre de este año.