Cata de vino.- Archivo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Bodega Montilla-Moriles.
Bodega Montilla-Moriles.

CBN. La importancia de las denominaciones de origen cordobesas sigue creciendo en los mercados nacionales y extranjeros, tanto por el reconocimiento de los consumidores como por su volumen económico. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado esta semana su último informe sobre los productos agroalimentarios, con lo que se ha completado la serie de estudios de las distintas producciones que elabora cada año.

Este trabajo, que es el más completo que se elabora sobre las denominaciones de origen, ha situado el año 2015 como el que registró las mayores ventas de las dos últimas décadas al ascender los ingresos de los siete distintivos de calidad cordobeses a 83,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 26,4% respecto al 2014.

El vino Montilla-Moriles es el que aporta más ingresos a la provincia, con 40,49 millones de euros en la campaña 2014/2015, lo que supone un 18,4% más que en el ejercicio anterior. El segundo producto con mayor cuantificación es el aceite de oliva, que tiene en la denominación de Baena el distintivo más productivo de España y el que obtiene mayores ingresos de los 28 que están protegidos. Baena se convierte por primera vez en la zona española con mayores ingresos por su aceite amparado

Los jamones y paletas ibéricas de Los Pedroches mantienen su crecimiento iniciado en el año 2013. En el ejercicio del 2015 su valor económico ascendió a 8,6 millones de euros, un 31% más que en el 2014. Este importe se queda aún lejos de las denominaciones de Guijuelo (68,5 millones) y Dehesa de Extremadura (18,8millones), aunque está muy cerca de Jamón de Huelva (9,14millones).