Imagen de archivo.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Mesa navideña.
Mesa navideña.

María Morales. Aunque el ambiente de estos días en Córdoba ya es plenamente navideño, no debemos dejarnos engañar. A menos de una semana  para entrar de lleno en la navidad pero con motivo de las comidas de empresa y de esas próximas comilonas familiares, os traemos una pautas esenciales para hacer vuestra navidad un tanto más feliz.

Hemos hablado con la nutricionista y dietista lucentina Raquel González, autora del blog online «Una pizca de Ra», para aconsejaros sobre cuáles son los secretos para no excedernos en estas fechas. Lo primero que nos aconseja nuestra nutricionista es en tener cuidado con los entrantes. «Estamos acostumbrados a picar durante una hora mínimo hasta que nos traen el plato principal. El problema es que caemos en la tentación y cuando nos traen el plato ya estamos llenos pero el ambiente nos incita a comer» afirma nuestra asesora dietética.

nkn
«Los entrantes deben ser selectivos, como platos de marisco».

Estamos comiendo por encima de nuestras posibilidades y esto nos provoca pesadez, lo que desemboca en que dejemos de disfrutar de la velada. Raquel nos aconseja que «no lleguemos con hambre a estas cenas pero sin saltarnos ninguna comida previa». Además de controlar las cantidades de entrantes que ingerimos, ya que suelen ser uno de los  platos más calórico junto al postre.

Si este año eres anfitrión de una cena de navidad deberás tener en cuenta dos factores: la cantidad de comida y el número de comensales. «Por ser navidad nuestros estómagos no aumentan su capacidad repentinamente. Debemos ser responsables con las cantidades que ofrecemos, ya que a nadie le gusta comer de sobras tres días seguidos». Uno de los consejos que nos da nuestra nutricionista para no desperdiciar comida es reducir los entrantes y buscar que sean más selectivos, por ejemplo, platos de marisco.

jndck
«No debemos abusar de los refrescos ni de las bebidas alcohólicas».

La autora del blog «Una pizca de Ra» señala que las verduras no deben ser despreciadas en las comidas navideñas. Debemos evitar excedernos con las carnes en los platos principales. «Debemos optar por platos más ligeros y digestivos, como uno que combine pescado y verdura como principal de una de las múltiples comidas que se hacen estos días y así variar el menú.»

Al igual que debemos tener cuidado con lo que comemos, debemos vigilar las bebidas en estas cenas. «Muchos optan por tomar refrescos, cuando contienen una gran cantidad de azúcar y aumenta el valor calórico de las comidas. Igualmente debemos vigilar el consumo de alcohol, podemos intercalar un vaso de agua entre copas para reducir la cantidad de alcohol que ingerimos a lo largo de la noche», puntúa nuestra asesora dietética.

cn
«Variar el plato principal y añadir pescado y verdura en ellos».

Para todos aquellos que no han seguido estas pautas que les hemos indicado y que intentarán recuperarse de los excesos navideños en enero, Raquel González recomienda «evitar las dietas détox«. No podemos eliminar todo un mes de excesos en unas pocas semanas, estas dietas express solo desembocan en conductas compensatorias. «Lo mejor es llevar una dieta equilibrada, organizar tus comidas y planear tu compra. Saber qué estás comiendo, cuándo lo debes hacer, cuál es la mejor opción y el porqué de todo el conjunto».

«Desde mi blog «Una pizca de Ra» os aconsejo que cuando uno escucha su cuerpo y aprende a darle lo que necesita, todo resulta más fácil