Voluntarios de Cruz Roja en Palma del Río.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Voluntarios de Cruz Roja en  Palma del Río.
Voluntarios de Cruz Roja en Palma del Río.

Redacción. Cruz Roja en Palma del Río conmemora este año el Día Internacional del Voluntariado (5 de diciembre) con un encuentro local de voluntarios y voluntarias donde la cultura, la convivencia y el reconocimiento serán los pilares fundamentales.

Cruz Roja cuenta actualmente con 158 personas que regalan parte de su tiempo a la entidad en Palma del Río, y todas ellas están invitadas a este evento, que tendrá lugar este domingo 4 de diciembre. Al mismo se unirán integrantes de la organización provenientes de otras asambleas locales de la provincia.

Si en años anteriores se ha conmemorado esta efemérides con alguna actividad de convivencia entre el voluntariado palmeño, este año se ha pensado en dar “otro enfoque denominándolo como encuentro, puesto que contaremos con representación de otras asambleas locales de la provincia de Córdoba”, según manifiesta el responsable de voluntariado en la asamblea local de Palma del Río, Antonio Fernández.

El programa de la jornada se abre con una visita al palacio y los jardines de Moratalla, a escasos metros de Palma del Río y situado en el término municipal de Hornachuelos. Posteriormente, está prevista una degustación de los zumos de la ciudad para después visitar el Palacio de Portocarrero, en pleno casco histórico del municipio. Tras un almuerzo de convivencia para los asistentes tendrá lugar un acto central, a las 16 horas en el Convento de Santa Clara, donde se reconocerá la labor voluntaria de algunos miembros de la institución humanitaria que han destacado en 2016 por su buen hacer.

La jornada finalizará con una visita teatralizada al Conjunto Monumental de Santa Clara. Con este encuentro, en palabras de Antonio Fernández, se pretende pasar una jornada de convivencia entre los voluntarios y voluntarias, alejados del día a día, donde fomentar la cohesión de grupo, un factor que revierte en una mayor motivación del voluntariado y, en consecuencia, en una mayor calidad asistencial a las personas que atendemos en Cruz Roja”.