Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

ÑBA 1
Sergio Rodríguez entra a canasta / Foto: COE

Redacción.- Un Pau Gasol inconmensurable con  31 puntos ha sido decisivo para vencer a Australia en un partido agónico, ante el equipo relevación del torneo, que ya puso difícil la victoria a la propia selección norteamericana, campeona olímpica tras la victoria de hoy domingo ante Serbia por 30 puntos de diferencia.

La victoria de hoy pone un broche de oro a un ciclo de 15 años de grandes éxitos de nuestra selección que al igual que en el fútbol se arrugaba y acomplejaba en las grandes citas hasta que cogió una dinámica ganadora protagonizada por una generación de jugadores de grandísimo talento que tenían hueco en la propia NBA.

Para  el partido de hoy y tras la derrota ante USA se temía que apareciera la cara negativa de la España de basket que inició el torneo perdiendo sus dos primeros partidos frente a la apisonadora que venció unos días después a Lituania de 50 puntos.

Y gracias al arranque decidido de Gasol y Mirotic se comenzó estando metidos en el partido ante una Australia con quinteto NBA con Mills, Dellavedova, Ingles, Baynes y Bogut.

Se llegó a una máxima renta de 12 puntos hasta el descanso que sería cortada de seco por un parcial 10-0 que hizo concluir con un 40-38 a favor de la ÑBA en el tiempo intermedio.

Y el segundo tiempo fue un partido de infarto por la constante estrechez en el marcador, con un Pau Gasol que llevaba el peso anotador de la selección española casi en exclusiva.

El tercer cuarto terminaría con una renta de sólo tres puntos a favor de España (67-64) y gran incertidumbre sobre el vencedor del encuentro, que seguiría con la misma dinámica de tanteo ajustado en el cuarto y último tiempo, en el que incluso Australia llegaría a ponerse por delante.

Se llegaría a 53 segundos del final con ventaja de Australia de un punto que respondería España a 28 segundos con dos tiros libres de Gasol.

Sin embargo, Baynes con un gancho pondría de nuevo en ventaja a Australia de un punto a 9 segundos del final que sería respondido por Sergio Rodríguez con otros dos nuevos tiros libres tras una atrevida entrada a canasta sancionada con falta en defensa. No fallaría el «Chacho» para anotar el resultado que sería definitivo para la victoria de España por 88-89, y que en los escasos segundos que restaban no pudieron ser contrarrestados por los australianos.

ÑBA 3
Los jugadores españolas exultantes de alegría tras ganar el bronce / Foto: COE

Estallido de euforia para los jugadores de España a la conclusión, que habían sufrido de lo lindo para lograr esta medalla de bronce que sabe a gloria después del desarrollo del torneo.

Mención especial queremos hacer al cordobés Felipe Reyes por su contribución al logro de este nuevo éxito para el baloncesto español