Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- Kevin es un niño de 8 años de Linares (Jaén) que padece leucemia y que precisa, de forma urgente, un trasplante de médula que le permita seguir creciendo y disfrutando de la vida. Por eso, sus familiares no cesan en su empeño de buscar a un donante con el que sea compatible para poder alcanzar su curación.

El pequeño Kevin
Francisco Moreno, María José Martínez, Kevin y Juanfra y Juan Francisco Moreno, en el domicilio familiar

Todo comenzó hace más de dos meses, cuando su madre le llevó al médico por su estado de debilidad y falta de apetito y, a raíz de una analítica, se descubrió que los niveles de los componentes de la sangre de Kevin no eran los adecuados a un niño de su edad. Fue entonces cuando ingresó en un centro hospitalario de Jaén, donde se confirmó su patología y comenzó a recibir su tratamiento en Oncohematología.

En declaraciones a Diario Jaén, ha comentado su abuela, María José Troya: “Es una situación que se lleva muy mal. Cuando nos dijeron que tenía la analítica tan alterada ya me supuse lo que podría ser, aunque confiábamos en que solo fuese una anemia. La indignación que siento es muy grande, pero no queda otra que luchar y esperar a que salga un donante compatible”. La mujer, muy emocionada al detallar el caso de su nieto, es consciente de que el apoyo y la unión de toda la familia resulta “crucial” en estos momentos tan duros. Por ello, no es de extrañar que su marido, Francisco Moreno, decidiera afeitarse la cabeza en señal de solidaridad con su nieto; un gesto que también repitieron el padre, el tío y los primos del menor, para evitar, así, que el pequeño sintiera que su aspecto físico era diferente al de los demás.

“Ahora estamos a la espera de que le suban las defensas para poder hacerle otra biopsia. Si sale bien, tendrá que seguir con su tratamiento hasta que le llegue el trasplante; si no, tendrán que ponerle otra tanda de quimio más agresiva que la que ya le dieron”, indicó María José. Sea como fuere, debido a la envergadura de su enfermedad, Kevin necesita someterse a un trasplante de médula que, de momento, no llega. La dificultad para encontrar a una persona que resulte compatible en un porcentaje tan alto es muy elevada, de ahí que se solicite la colaboración ciudadana para poder ponerle un final feliz a esta historia.

Kevin
El pequeño Kevin en el hospital

“Su padre y su madre son solamente compatibles a un cincuenta por ciento, pero él tiene la médula más dañada y necesita de un porcentaje mayor de compatibilidad. Con su hermano ya se ha probado y tampoco es posible, así que no queda más remedio que esperar porque, de momento, no hay ningún donante en el banco que le venga bien”, aseguró la abuela de Kevin.

Los mensajes de apoyo para este pequeño no tardaron en llegar, a través de las redes sociales de internet, desde el momento en que se dio a conocer su historia. El perfil de Facebook de la Hermandad del Prendimiento y Rosario, de Linares (Jaén),  cofradía a la que pertenece la familia del menor, publicó un mensaje en el que se solicitaba la ayuda de cualquier persona interesada en donar. En apenas unas horas, la publicación corrió como la pólvora y fue compartida por miles de internautas, no solo a través de los perfiles personales de los usuarios, sino también de grupos y páginas de colectivos de muy diversa índole en la ciudad.

“Esto es urgente, no podemos dejar pasar el tiempo por el bien del niño. Es crucial encontrar a una persona compatible, así que cuantos más seamos, más posibilidades habrá. Vamos a tratar de contactar con la Asociación de Donantes de Sangre de Linares para ver si se puede fomentar una campaña especial de donación en la propia Casa de Hermandad o dar información y difusión a este tema”, apuntó García, quien confía en la entrega de los vecinos para lograr el objetivo.