Miguel Valcárcel (derecha), acompañado por el nefrólogo Pedro Aljama y la gerente del hospital.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Miguel Valcárcel (derecha), acompañado por el nefrólogo Pedro Aljama y la gerente del hospital.
Miguel Valcárcel (derecha), acompañado por el nefrólogo Pedro Aljama y la gerente del hospital.
Redacción. El catedrático de Química Analítica de la Universidad de Córdoba Miguel Valcárcel ha impartido en el Hospital Universitario Reina Sofía la conferencia titulada ‘Impacto de la nanotecnología en medicina y nefrología’, en la que ha asegurado que esta disciplina supone “un reto” y “una mejora sustancial para prevenir y curar enfermedades”.

En estos momentos se desarrollan nanofármacos, nanoterapias y nanodiagnósticos basados en las propiedades excepcionales de la nanomateria que, en opinión de este experto, “superan las aportaciones de los procedimientos médicos actuales”.

La eficacia de la nanotecnología en la medicina ya se ha demostrado fundamentalmente en tres campos: nanodiagnóstico, nanoterapia y nanoregeneración celular. Los valores añadidos que aportan esta disciplina, que justifican su impacto, se centran en el uso de materiales más resistentes, ligeros, flexibles y duraderos, así como también energía más eficiente, sostenible y barata.

Este evento, integrado en el programa de actividades científicas del 40 aniversario del hospital, contribuye a alcanzar uno de los fines propuestos para esta efeméride: revisar los avances médicos más recientes y dibujar las líneas de futuro en el ámbito asistencial e investigador.

La nanotecnología aplicada a la medicina, apunta el científico afincado en Córdoba, puede incorporar “un cambio muy importante en las funciones de los servicios. Por ejemplo, el sueño en nanonefrología pasa por la creación de riñones artificiales (implantables o portátiles) que puedan liberar a los pacientes de la diálisis y del trasplante de riñón”.

El catedrático asegura que ya se han publicado, en todo el mundo, más de 9.000 trabajos científicos sobre nanomedicina. Concretamente, España es la tercera potencia en el mundo y la primera en Europa en volumen de publicaciones de estudios sobre esta materia.

Por ello, prosigue, “la fase de investigación está muy desarrollada (ensayos clínicos y prototipos) pero falta la consolidación necesaria antes de su lanzamiento al mercado. En todo el mundo han aparecido más de un millar de empresas sobre nanotecnología, por lo que se prevé que tenga un gran impacto en el futuro”.

Por otra parte, Miguel Valcárcel ha apuntado que esta conferencia se sustenta en su agradecimiento al hospital como paciente, ya que aquí se sometió a diálisis y hace tres años recibió un trasplante renal. “Al Hospital Reina Sofía le debo la vida, esto lo recuerdo en cada conferencia que imparto en el extranjero, y no encuentro mejor modo de devolver todo lo que he recibido que con mi conocimiento”.

Miguel Valcárcel (Barcelona, 1946) es catedrático en la Universidad de Córdoba desde 1976 y ha trabajado en Alemania, USA y en Reino Unido en distintas etapas de su trayectoria científica. El Consejo de Gobierno de la Universidad de Valencia le nombró en 2010 doctor ‘Honoris Causa’. Ha sido decano de las Facultades de Ciencias de las Universidades de Palma de Mallorca y Córdoba y Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado y Vicerrector de Calidad, ambas responsabilidades en la UCO. Sus principales líneas de investigación se centran en la automatización, simplificación, miniaturización y calidad de procesos químicos de medida y nanociencia y nanotecnología analíticas.

En su grupo de investigación han trabajado durante los últimos 30 años más de 200 personas (45 extranjeros), de los cuales 66 defendieron sus Tesis Doctorales bajo su dirección. En el ámbito de la transferencia tecnológica, el grupo del profesor Valcárcel figura como inventor en once patentes nacionales.

Es coautor de 760 artículos científicos (97% publicados en revistas internacionales de prestigio), con una media de 20 artículos por año. Figura en puestos de cabeza en rankings científicos internacionales. Ha sido citado más de 5.200 veces por otros autores y tiene un factor Hirsh (h) de 41 (Fuente: ISI web of knowledge, abril 2009). Ha publicado 9 monografías científicas y se le han concedido 6 premios internacionales y 5 de ámbito nacional.