Javier Collado

Bebrand

Luisa Gómez Castellanos.– La melena suelta y estas temperaturas son perfectas enemigas, por eso vamos a enseñarte algunos recogidos fáciles que puedes hacerte en casa, en pocos minutos, sin que te vaya la vida en ello. Es prácticamente esencial recogerse el pelo en esta época del año, el calor y la humedad lo piden a gritos, sobre todo si tu melena sobrepasa tus hombros.

Frescos, rápidos y tendencia. Toma nota, serán la guinda final de tus looks veraniegos;

1.- Moño alto (con todo el pelo); Nunca pasará de moda. Recoge todo el cabello y enróllalo a la altura de la coronilla, o más arriba. Este tipo de recogido es más inspirador si lo haces con las manos, sin cepillo, y dejando algunos mechones sueltos por el rostro. Puedes añadirle un complemento estrella; el turbante. El resultado será perfecto.

 

Moño Alto

Moño Alto 2

 

 

 

2.- Moño de bailarina. El famoso peinado de ballet llega a las calles,y se reinventa. Pegado al cráneo, con raya en medio y con cepillo para perfeccionar. Si quieres que luzca brillante puedes usar cera y aplicarla con un peine de púas pequeñas. Si no, aplica laca en las yemas de los dedos y pásalos por los pelillos que queden sueltos para fijarlos.

 

Moño Bailarina

 

3.- Coletas, altas y bajas. Si eliges la coleta alta, mejor despeinada, sólo con las manos. Para las coletas bajas, al igual que con el moño anterior, la raya en medio y peinado hacia atrás. Es el peinado exprés por excelencia. Para darle un toque más sofisticado coge un mechón de la coleta y cubre la goma, termina recogiendo lo que quede con una horquilla.

 

Coletas 1Coletas 2Coletas 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4.- Efecto corona. Este detalle es sencillísimo y puede cambiar por completo tu peinado. Recoge dos mechones de la parte del rostro, enróscalos y únelos detrás con un ganchillo o goma pequeñita. Puedes dejarlo así, con el resto del cabello suelto, o terminar con una trenza, coleta o moño. ¡Y listo!

 

 

Efecto Corona

 

 

5.- Trenzas de boxeadora, o boxer braids (Top tendencia); vistas tanto en modelos, celebrities, pasarelas, como en la calle. Inspiradas en el peinado de las boxeadoras, son frescas, comodísimas y muy cool. Quizá para que queden perfectas, necesitas un poco de práctica. Pruébalo, sólo tienes que dividir el cabello en dos con una raya en medio, y hacer una trenza de raíz a cada lado.

 

Trenzas Boxeadora 1Trenzas Boxeadora 2

 

6.- Moño alto con media melena, o half up bun (también Top); No es nada nuevo, pero esta temporada viene más fuerte que nunca. Es, sencillamente, el semirecogido del momento, de aspecto desenfadado y juvenil, súper cómodo. Basta con coger algo menos de la mitad de tu pelo, (desde las orejas aprox) y enroscarlo en la parte alta de la cabeza. Fácil de hacer y apto no solo para veinteañeras.

Moñito Alto 1

Moñito Alto 2

 

Además de apuntarte los peinados, debes tener en cuenta que el verano no influye de la misma manera a la piel que al cabello. Nuestra piel absorbe vitaminas del sol que nos son beneficiosas y broncearnos nos sienta bien a todos (siempre con protección), pero no a tu pelo, ya que está muerto y no tiene esa capacidad. ¡¡No le apliques crema solar del cuerpo, no están diseñadas para ello y pueden engrasártelo, y quitárselo no es tarea fácil !!

El sol, el cloro y la sal lo estropean y atacan su nivel de hidratación, por eso es tan importante usar un protector capilar específico para estos días en los que nuestro pelo sufre tanto, aunque no nos demos cuenta. Estos protectores actúan como efecto barrera que lo protege de todos los factores externos, y puede evitarnos, aparte de tener que cortarlo (bastante) cuando el verano acabe, las puntas abiertas, el tono verdoso causado por el cloro, el encrespamiento, y la pérdida de brillo.
2 pequeños trucos para añadir a tu rutina capilar diaria;

Para que tu pelo no se rompa, aplica primero tu protector de pelo y cepíllalo antes de pasar el día en la playa o la piscina, y hazte una trenza o moño recogiéndolo todo, no te lo quites hasta que llegues a casa. Evitarás enredos y roturas.
Después de la ducha, no lo seques con una toalla, este tejido lo reseca y encrespa, usa una camiseta (sí, una camiseta) y seca con cuidado, sin restregones. Desenrédalo con un peine de púas anchas y abiertas.
¡Feliz Verano¡