Javier Collado

Dobuss

Refacción.–  La productora de la serie Juego de Tronos, HBO ha confirmado la elección del Castillo de Almodóvar como escenario de su séptima temporada.

El Castillo de Almodóvar, como fortín de origen musulmán ubicado en una colina junto al río Guadalquivir, es digno del mejor escenario cinematográfico. Es una de las pocas fortalezas que nunca fue tomada al asalto y sus murallas cobijaron a emires árabes y reyes cristianos

Castillo de Almodóvar 3
Castillo de Almodóvar

Ava Gardner y Omar Sharif rodaron allí la película «Harem» (1986), una de las pocas experiencias cinematográficas que han reparado en la belleza escenográfica de este impresionante edificio, que corona una colina de unos 250 metros y que fue levantado en torno al año 740 sobre una antigua edificación de épocas primitivas.
El Castillo de Almodóvar tuvo una importancia capital en la defensa de Córdoba por su situación estratégica, junto al río Guadalquivir, que en esa época era navegable por pequeños barcos de ribera, y perteneció prácticamente desde su construcción al Emirato de Córdoba, al que estuvo vinculado hasta el siglo X.

Su paso a manos cristianas tuvo lugar en 1226, cuando pasó a propiedad de Fernando III «El Santo» y comenzó un periodo en el que fue sometido a sucesivas ampliaciones por los reyes castellanos Pedro I de Castilla, conocido como «El Cruel», y Enrique II de Trastámara.
Durante el periodo de Pedro I vivió su época de mayor esplendor, puesto que el rey habitó en el castillo y guardó allí sus tesoros, además de usarlo como prisión, en la que recaló Doña Juana de Lara, esposa del hermanastro del monarca.
Además, fue utilizado como Cárcel Real y sirvió de fianza para la compra del municipio de Fuente Obejuna, antes de que, en 1629, fuera vendido por el rey Felipe IV a Francisco de Corral y Guzmán.
Desde entonces, la fortaleza ha pertenecido a esa familia, y sufrió las consecuencias del paso del tiempo hasta que, entre 1901 y 1936, fue sometida a una faraónica obra de restauración por el XII Conde de Torralva, que nunca la llegó a ver finalizada, y que dejó el Castillo en el estado de conservación actual.
Hoy, es visitado a diario por turistas, colegios e institutos, y sirve como marco para enlaces matrimoniales, muchos de ellos de parejas extranjeras.
Lo cierto es que sus muros parecen perfectos para el rodaje de una de esas batallas épicas de la serie «Juego de Tronos», no sólo por su perfecto estado de conservación, sino por su enclave y el vasto territorio que domina.
Una obra titánica que quizá daría para otra película, porque si algo tiene el Castillo de Almodóvar es un aura cinematográfica.

Game of Thrones Season 7
Juego de Tronos – 7ª Temporada

José María Cabrera, gerente del castillo, define la noticia de la elección como “un regalo caído del cielo que colocará a la localidad y al monumento en el mapa internacional”. Asegura Cabrera que ya actualmente es el patrimonio arquitectónico más visitado de toda la provincia de Córdoba, y que la cercanía a la capital -de la que distan apenas 20 kilómetros- le permite formar parte del circuito que muchos turistas realizan por Andalucía occidental.

En cuanto a la posible remuneración por el uso del espacio aclara que ha surgido de la propia HBO insistir en que “algo hay que pagar”, a lo que él ha respondido que una compensación simbólica por el cierre del recinto cuando sea necesario y posibles cambios de mobiliario. “Con el impacto que va a suponer, no les podemos exigir más”. Confirma que el “secretismo es total” y que no se sabe nada del posible calendario de rodaje, pero que estarán preparados para una llegada súbita de las cámaras. “Nosotros ya les estamos preparando la alfombra roja”, apostilla con cierto humor.

Juan Carlos Sánchez es técnico del Centro de Visitantes del Valle del Guadalquivir y comparte la alegría de la buena nueva porque está convencido de que será muy beneficioso para todo el pueblo y alrededores. Coincide con Cabrera en que la prudencia de HBO es máxima y reconoce que se enteró de la noticia por la prensa.

“Normalmente nuestros visitantes están alojados en Córdoba o visitándola y aprovechan para acercarse a Almodóvar. Otros van de paso de Córdoba a Sevilla o viceversa”, indica. El turismo rural aún es incipiente pero “es un sector en crecimiento que poco a poco se va afianzando”, comenta.

Cuando la HBO decide una ubicación, ésta multiplica exponencialmente su visibilidad y, por ende, sus opciones de ingresos. Las cifras facilitadas por la Andalucía Film Commission hablan por sí mismas: se calcula que en los países en los que se rueda Juego de Tronos, el turismo aumenta en torno al 25% al convertirse en lugares de peregrinaje para los fans, con una onda expansiva de más de un año.

Los Reales Alcázares de Sevilla son un claro ejemplo de ello. Convertido en 2015 en el Reino de Dorne, este monumento incrementó sus visitas en un 40%. También la proyección en internet es muy relevante. Tras el rodaje en Girona, las palabras clave ‘Girona’ y ‘Juego de Tronos’ sumaron 10.443 publicaciones online en cuatro meses.