Audiovisual.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Audiovisual.
Audiovisual.

Redacción. Junto a la labor divulgativa del cine, la Filmoteca trabaja también en la preservación de la  memoria audiovisual de Andalucía, restaurando y devolviendo a la sociedad verdaderas joyas de la cultura audiovisual andaluza, con la máxima calidad que la tecnología ha permitido en cada momento.

Andalucía dispone de un archivo que ya preserva los hitos fundamentales de la cultura audiovisual de nuestra tierra. Desde la película más antigua que se conserva, “Un día por Málaga”, de 1914, restaurada por la Filmoteca, hasta la llegada a las cámaras frigoríficas de las últimas producciones cinematográficas andaluzas, como La Isla Mínima, de Alberto Rodríguez. Cien años de cine, perfectamente catalogados para que investigadores e interesados en el cine puedan tener una panorámica amplia de la producción fílmica andaluza.

En esta línea, se ha presentado un nuevo programa que trata de poner el foco en la detección, conservación y restauración del cine familiar. Son películas hechas por aficionados al cine, por particulares, que dan una muestra de realidades de nuestra tierra, pues ofrecen una óptica distinta, un contrapunto a la realidad que trataban de mostrar instrumentos de difusión institucionales como el NODO. Más que la restauración de un patrimonio fílmico, lo que intentan reconstruir, a través del cine, la memoria de las andaluzas y los andaluces. Recuperar estos materiales, dar una nueva vida a todas esas películas familiares que narran en primera persona cómo somos, les lleva a lanzar Proyecto de mi vida.

El proyecto tiene dos objetivos: por un lado detectar, recuperar y conservar ese cine familiar y amateur en las mejores condiciones, y por otro, digitalizar dicho material en un doble formato: alta definición, para su conservación y en baja resolución para conocimiento y difusión a través de las redes.

En este año se va a iniciar el proyecto trabajando con uno de los soportes de cine familiar por excelencia, recuperando películas en formato Super-8. Ese formato se hizo muy popular en las décadas de los 60 y 70 entre los aficionados y el público en general. El Super-8 permitía a cualquier persona con un mínimo conocimiento filmar su vida. Una antología de estos materiales ya están colgados en el canal youtube de la Filmoteca, para descarga gratuita.