Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Marta Pérez Lindo.- La teoría del apego se basa en la forma en la que se relacionan las personas.

Apego de Pareja
Pareja enamorada

Según el estilo de apego que hemos tenido en nuestra infancia y adolescencia, está influenciada nuestra forma de vivir las relaciones eróticas. Por ejemplo, en la percepción del deseo, las preferencias sexuales, la estabilidad de las relaciones de pareja y en la posibilidad de encuentros sexuales extramaritales. Estos estilos de apego suelen predecir aspectos de las relaciones íntimas que una persona desarrolla durante toda su vida.

¿Y tú?¿Con qué tipo de apego te relacionas?

El apego seguro

Las relaciones de apego seguro son consideradas plenas y satisfactorias.
Las personas con este tipo de apego tienen las siguientes características:
· Se muestran confiados, receptivos y dispuestos a la intimidad aceptando la dependencia propia y la de su pareja.
· Tienen capacidad para vivir sin pareja, suelen tener mejores habilidades sociales, ideas favorables y realistas sobre el amor, les resulta fácil involucrarse en relaciones íntimas y tienen más satisfacción con sus relaciones.
· Son menos propensas a cometer infidelidades.
· Las parejas con apego seguro tienen una mayor iniciativa sexual, son parejas abiertas a la exploración e innovar en sus relaciones, y valoran más la calidad que la cantidad de encuentros sexuales.

El apego evitativo

Las personas con apego eviativo tienen relaciones desconfiadas y distantes, algunas de sus características son:
· Suelen aparentar ser duras e insensibles, tienen miedo a expresar las emociones.
· Prefieren relaciones formales y distantes.
· Tienen dificultades para mostrarse afectivas y suelen tomar decisiones fáciles en cuanto a la ruptura en el caso de tener algún motivo.
· Sus relaciones sexuales no tienen contenido emocional con la pareja.
· Prefieren relaciones sexuales no comprometidas, experimentan más dificultad con la intimidad y las relaciones sexuales. Tienden a sentir menos placer al anular la vinculación afectiva, no dejándose llevar por el disfrute.

En este tipo de parejas, el miedo a la intimidad les puede generar un bloqueo en la respuesta sexual.

El apego resistente-ambivalente

Se asocia a relaciones dependientes y a una continua necesidad de confirmación de que se es amado.
Las personas con este tipo de apego:
· Presentan dificultad en su autonomía, y tienen gran inestabilidad e inseguridad emocional.
· Tienen necesidad de búsqueda de pareja precipitada.
· Miedo a no ser amado/a, miedo al abandono y suelen sentir celos frecuentes.
· Se encuentran con una mayor dificultad para romper una relación.
· Las parejas con este apego prefieren los aspectos afectivos sexuales centrados en los genitales.
· Disfrutan más con las expectativas de relación erótica que con las verdaderas relaciones.

En el tipo de apego ambivalente la relación de pareja es percibida como dañina para uno mismo, por el miedo a sufrir, por dar o implicarte más que la otra persona. Suelen usar expresiones de indefensión o rabia para reclamar contacto erótico.

La experiencia erótica no es solo la situación sexual, sino también los pensamientos y sensaciones que se activan con la interacción entre personas, influidas por las experiencias sociales y afectivas que hayamos tenido. Reconocer cuál es tu tipo de apego te hará mejorar en algunos aspectos que te impiden estar satisfecha contigo mismo/a y con tus relaciones sexuales.
«En tu relación con cualquier persona, pierdes mucho si no te tomas el tiempo necesario para comprenderla». Rob Goldston