Consumidores.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Consumidores.
Consumidores.

Redacción. Los consumidores y usuarios cordobeses reclaman un 12,12% menos que el año anterior. Así se extrae de la memoria del servicio de Consumo de la Junta de Andalucía de 2015 que esta mañana ha presentado la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Córdoba, María Ángeles Luna. La delegada ha comenzado felicitando a los profesionales del servicio de consumo por el trabajo realizado para garantizar la defensa y protección de los derechos de las personas consumidoras y usuarias.

En cuanto a los datos, Luna ha destacado que la evolución del número de reclamaciones en los últimos años ha sido de un descenso continúo. Partiendo del año en el que más reclamaciones hubo, en 2009, hasta ahora, el descenso ha sido del 50%. Es decir, que se ha pasado de 2.118 a 1.312 reclamaciones. La delegada ha valorado que “estos datos nos permiten extraer algunas conclusiones como que hemos vuelto al nivel de reclamaciones previo al inicio de la crisis (2007), estando por encima de las 1.300, que viene a ser la media histórica de reclamaciones que tramita el Servicio de Consumo en Córdoba”

La reducción en el número global de reclamaciones experimentada en 2015 con respecto a la media del periodo 2008-2012, que se observa en la evolución, obedece a que durante este periodo se vivieron situaciones extraordinarias como las agresivas campañas publicitarias de las operadoras de telefonía móvil, que invitaban a la portabilidad a cambio del regalo de un terminal nuevo, así como el paso de la factura del suministro eléctrico de bimensual a mensual. Estos hechos, por sí mismos, doblaron el número de reclamaciones en esos años. En la actualidad, el consumidor cambia de operadora de telefonía en función de la tarifa, obviando otro tipo de estímulos que invitaban a un continuo trasiego de clientes entre compañías.

Las reclamaciones en el sector de la telecomunicaciones han experimentado un significativo descenso cuantitativo del 19,92 % con respecto al año anterior. No obstante, siguen suponiendo casi la tercera parte (31,82 %) de las reclamaciones presentadas. “En general, todos los sectores de actividad han experimentado un descenso en el número de reclamaciones, a excepción del de la hostelería y turismo, que se han incrementado en un 23,68 %, quizá por la reactivación de este sector clave para la economía de Córdoba y su provincia”, según Luna. En cualquier caso, añade, “el número de reclamaciones en este sector (23) no es suficientemente significativo como para extraer conclusiones concluyentes”.

Por otra parte, la delegada ha apuntado que “no debemos obviar que una reducción en el número de reclamaciones puede ser consecuencia directa de una mejora en la calidad de los servicios prestados o de los productos vendidos”.

En términos generales, la media de reclamación al mes es de unas 109. La mayoría de las reclamaciones corresponden al sector de la Telefonía (31,86%), seguido a gran distancia por el sector de servicios esenciales (18,60%); comercio (14,30%); financieras e inversiones (5,34%); automóviles y accesorios (4,34%); transportes (3,28%); Hostelería y turismo (3,58% y servicios de ocio y juego (2,52%), entre otros. El perfil del reclamante es hombre de entre 31 y 50 años de edad, dedicado a distintos oficios o técnico superior. (60% hombres y 40% de mujeres).

En cuanto a la defensa de los consumidores, destaca por un lado la atención a consultas y la resolución de problemas. En este sentido, la delegada ha recordado el servicio Consumo Responde, al que se accede marcando el 900 21 50 80. Consumo Responde ha recibido 22.019 llamadas en toda Andalucía, el 6,7% de las cuales (1.485) procedían de personas consumidoras de la provincia de Córdoba. La mayoría de las consultas están relacionadas con el procedimiento general de reclamación, vivienda, servicios de telecomunicaciones, electricidad y productos de inversión.

A continuación, la delegada del ramo ha hecho referencia a la resolución de expedientes que se han ejecutado durante 2015. En este sentido, del total de expedientes de reclamación tramitados en el servicio de consumo en Córdoba, se ha conseguido una conciliación entre consumidor y empresario en el 37% de los casos, es decir, que 4 de cada 10 cordobeses ven resuelto su problema de consumo de forma favorable. Este nivel se ha mantenido prácticamente respecto al año anterior.