Imagen de la Compañía de Paco Peña en pleno espectáculo.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imagen de la Compañía de Paco Peña en pleno espectáculo.
Imagen de la Compañía de Paco Peña en pleno espectáculo.
Redacción. El guitarrista cordobés e impulsor de lo que fue el germen del actual Festival de la Guitarra, Paco Peña, abre este año la programación en el Gran Teatro (21.30) con su nuevo montaje, Patrias, a cargo de su Compañía Flamenca. El espectáculo fue un encargo del Festival Internacional de Edimburgo en 2014, con motivo del centenario de la Primera Guerra Mundial. Peña fue invitado a presentar un trabajo sobre el tema de los conflictos bélicos en el lenguaje artístico del flamenco, y así surgió Patrias. “Inevitablemente -explica el artista- tuve que reflexionar sobre la contienda que más cerca estuvo de mi propia vida, es decir la Guerra Civil española, que produjo la frágil y magullada sociedad en la que me tocó nacer pocos años después del conflicto”. El título de Patrias, en plural, alude, según su creador, “a la polaridad de ideologías que, cuando menos en parte, habían servido para el estallido de la guerra”.

Entre el enorme número de muertos que causó el fratricida enfrentamiento, el guitarrista se centra en la figura de Federico García Lorca para llevar a cabo su proyecto. De una parte, por ser el propio poeta una víctima, y, de otra, explica Peña, porque “fue un músico consumado que contribuyó de forma sustancial al repertorio del folclore de Andalucía y, del mismo modo, su poesía está tan vinculada a la expresión esencial del flamenco, que sin duda representa una constante fuente de inspiración para cualquier artista del género”.

La primera parte se estructura a modo de preámbulo del espectáculo bajo el título Tributo a García Lorca. Incluye composiciones de Ramón Montoya y Agustín Castellón “Sabicas”, dos músicos que, junto con Lorca, fueron artistas fundamentales en una época esencial del arte flamenco, asegura el guitarrista que, en esta parte, interpretará Recuerdo a Granada, Farruca y Rondeña, acompañado por el baile en las dos últimas piezas.

Para esta creación, Paco Peña se ayuda de la poesía de autores contemporáneos al granadino, como es el caso de Antonio Machado, Vicente Aleixandre y Pablo Neruda. En cuanto a la música, se incluyen canciones rescatadas de la historia del folclore andaluz por Federico, algunas de ellas interpretadas en su día por él mismo al piano acompañando a la voz de “La Argentinita”. También se utiliza una selección de canciones que a modo de himnos o temas patrióticos enardecían a los combatientes de uno y otro lado del conflicto.

Para poner en pie el espectáculo, la guitarra de Paco Peña se acompaña por las de Paco Arriaga y Rafael Montilla. Completan el elenco Ángel Muñoz y Mayte Bajo, en la danza, con coreografías de Fernando Romero; José Ángel Carmona y Gema Jiménez, al cante; Nacho López y José Manuel Ramos, en la percusión , y Rodrigo Mariscal como actor.