Escultura de Carbonell

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Escultura de Carbonell
Escultura de Carbonell
Redacción. Carbonell, marca perteneciente al Grupo Deoleo, y líder mundial en envasado de aceite de oliva, ha cedido a la ciudad de Córdoba la escultura de Carlos Carbonell y Morand, impulsor y principal artífice de algunos de los grandes logros de la compañía. El traslado al nuevo emplazamiento se ha celebrado hoy contando con la presencia del presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa; el teniente alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente; el alcalde de Alcoy, Antonio Francés; con el nieto del fundador, Carlos Carbonell y Morand, así como con Francisco Rionda, director de marketing de Deoleo.

La escultura se ha trasladado de su emplazamiento actual en las instalaciones del Grupo Deoleo en Alcolea a la Plaza Flor del Olivo de Córdoba, donde estuvo situada la antigua fábrica de Carbonell, un acto que simboliza una vuelta a los orígenes por parte de la compañía, que este año celebra su 150 aniversario.

Según Francisco Rionda, director de marketing del grupo Deoleo “uno de los objetivos principales de esta acción es recuperar la presencia de la marca Carbonell en Córdoba y fomentar la identidad del patrimonio cultural de la ciudad, donde en 1866 fue fundada la compañía. Carbonell sigue teniendo en Córdoba ese halo de prestigio, de buen hacer, de emprendimiento que conviene no solamente no perder, sino reforzar”.

La ciudad de Córdoba y el Grupo Deoleo homenajean así a uno de sus grandes hombres del siglo XX por su progreso, visión de futuro y capacidad de trabajo. Carbonell fue fundador de la Cámara de Comercio y catalogado por el Círculo de Empresarios como uno de los 100 empresarios españoles más relevantes del siglo XX. Además fue uno de los principales impulsores de la ciudad y de proyectos necesarios en la época como la construcción del pantano Guadalmellato y del ferrocarril de Puertollano, entre otros.

“Con este acto pretendemos recordar cómo su trabajo y dedicación contribuyeron al desarrollo del sector oleícola español y al progreso de Andalucía, especialmente Córdoba y su provincia”, añadió Francisco Rionda.

La escultura, que se compone de un busto de bronce con la figura de Carbonell y Morand asentado sobre un pedestal de granito, fue realizada por el escultor, también de origen cordobés, Mateo Inurria. Entre sus trabajos destacan la restauración de la mezquita y la catedral de la ciudad, el monumento a Eduardo Rosales y la estatua ecuestre de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, ubicados en la plaza de las Tendillas, de Córdoba.

Esta acción se enmarca dentro de la celebración del 150 aniversario de la compañía, una cifra con la que demuestra solidez, experiencia y compromiso con los consumidores y la sociedad española en su conjunto. Asimismo Carbonell ha editado un libro conmemorativo titulado “150 años en casa. Libro de recetas de familia”, que narra la historia de cinco mujeres de diferentes generaciones y cuyas recetas se entrelazan con la evolución de la compañía.