Guitarra.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Guitarra.
Guitarra.
Redacción. El Festival de la Guitarra de Córdoba es flamenco. Tras 36 ediciones, este estilo musical tan andaluz sigue siendo el pilar de este certamen. Y en esta edición, se vuelve a contar con la presencia de Paco Peña, el guitarrista que hace casi cuatro décadas decidió crear este festival para poder aunar en Córdoba a los mejores maestros de las seis cuerdas de todo el mundo. Paco estará el 3 de julio en el Festival, para abrir la oferta flamenca con su espectáculo Patrias, encargado en 2014 por el Festival Internacional de Edimburgo con motivo del centenario de la Primera Guerra Mundial.

Así explica el maestro su espectáculo: “Volviendo atrás la vista hacia las numerosas guerras libradas en los últimos cien años, inevitablemente tuve que reflexionar sobre la contienda que más cerca estuvo de mi propia vida, es decir la Guerra Civil española, ese otro terrible enfrentamiento ideológico del 1936 al 1939, causante de cientos de miles de muertes, y que produjo la frágil y magullada sociedad en la cual me tocó nacer a los pocos años del final del conflicto. (…) Entre el enorme número de víctimas que el enfrentamiento había ocasionado, se encontraba, para eterna vergüenza de mi país, Federico García Lorca, poeta fundamental, escritor, dramaturgo, músico y ser humano de cualidades únicas e inspiradoras, asesinado nada más estallar la contienda…”.

Tres días, después, el 6 de julio, podremos ver al grupo “El Amir” Flamenco Mediterráneo. Será en el Teatro Góngora de Córdoba y una vez más con la colaboración de Casa Árabe. Amir John Haddad viene rodeado de músicos de primerísimo nivel: Carmina Cortés, una voz arrolladora; Raúl Márquez, compositor y violinista; Kike Terrón que pone su cajón y percusiones y Jesús Bachiller ‘Bachi’ en el bajo. Pero la formación se completa, nada más y nada menos que con el flautista Jorge Pardo, Joaquín Ruiz, bailaor y coreógrafo puntero de su generación y Pepe Justicia, uno de los concertistas flamencos más destacados de España.

La oferta flamenca continúa con el concierto que la cantaora Carmen Linares, acompañada a la guitarra por Miguel Ángel Cortés y Eduardo Trassierra, ofrece en Gran Teatro el 8 de julio. Un prodigioso encuentro fue clave para la evolución del flamenco y para la comprensión de la esencia andaluza. Tres figuras universales de la música y la poesía se dieron cita en vida, amistad y conciencia regenerativa del arte y la cultura: Manuel de Falla, Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca. Los tres coincidieron en su visión de la tierra y la expresión popular más allá; los tres consideraron al flamenco como la fuente más clara donde el agua cantaba por sí sola con naturalidad. Y ahora, Linares, les rinde merecido tributo en este ‘Encuentro’.

Dos días después, el 10 de julio, el guitarrista Daniel Casares presenta en Gran Teatro su nuevo espectáculo Picassares, un disco que ha cocinado a fuego lento, en su tierra, Estepona, durante algo más de un año, y que rescata su esencia más flamenca. En este trabajo, Daniel ha contado con las colaboraciones de artistas como Dulce Pontes, que actuará como artista invitada en el concierto de Córdoba, o Miguel Poveda. La inspiración, como bien se puede rescatar del título del disco, es el pintor malagueño Pablo Picasso, quien fuera un enamorado del flamenco y, en especial, de la guitarra, y por el que Casares siente una gran admiración y afición a su obra.

Y para cerrar esta oferta flamenca, el 13 de julio, la bailaora Carmen Cortés, que también ofrece una masterclass, presenta “La Gitanilla”, una ofrenda de Cervantes hacia el pueblo gitano. Gracias a su novela homónima, podemos tener más información del tiempo en que pisaron los gitanos esta tierra multicultural y llena de música e historias ejemplares. Cervantes nos refleja un tiempo difícil y lleno de picaresca donde gentes con cierta gracia y donaire se podían buscar la vida. Parece que para Cervantes pensar en los gitanos le lleva a escribir un mundo mágico, lleno de vida libre.