Aceite de oliva.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- La prestigiosa publicación médica The Lancet. Diabetes y Endocrinología, ha presentado un estudio dirigido por el Dr. Ramón Estruch que acredita que la dieta mediterránea, incluyendo la ingesta abundante de aceite de oliva  virgen o frutos secos no genera ganancia de peso, a pesar de las calorías que pueden tener estos últimos alimentos.

PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) es el ensayo de mayor envergadura realizado sobre nutrición y prevención cardiovascular y en la investigación participan centros de toda España como el Clinic de Barcelona, la Universidad de Reus, la Universidad Málaga o la de Valencia.

Aceite de Oliva
Aceite de Oliva, fuente de salud

Es un ensayo multicéntrico en el que 7447 hombres y mujeres con diabetes tipo 2 o múltiples factores de riesgo cardiovascular fueron asignados aleatoriamente a una dieta de control (consejos para reducir grasa de la dieta) o una de dos dietas mediterráneas, incluyendo aceite de oliva virgen y frutos secos

Después de 5 años, el consumo de grasa en la dieta fue sustancialmente más alta en las dietas mediterráneas que en la dieta de control (42% vs 37% de energía), pero sin una mayor ganancia de peso, y, de hecho algunas pruebas de menos aumento de peso y una menor circunferencia de la cintura en estos grupos.

Estos hallazgos son muy importantes para las terapias a incorporar por endocrinos en el tratamiento de la obesidad en el mundo entero.
Durante décadas, los consejos dietéticos han dado prioridad a la reducción de la grasa total.
Con la pandemia mundial de la obesidad que existe en el primer mundo,  el miedo a la grasa total ha sido sustituido por el miedo a las calorías totales, y los alimentos bajos en grasa y dieta se han llegado a considerar la opción más rápida para perder peso

Durante la última década, los resultados de diversos trabajos han demostrado que las dietas altas en grasa son igualmente eficaces o superiores a las dietas bajas en grasa para bajar de peso.

Frutos Secos
Los frutos secos ofrecen grandes beneficios

«Nuestros resultados tienen implicaciones prácticas porque el miedo a ganar peso con la dieta mediterránea ya no será un obstáculo para adherirse a esta pauta que tan abundantes beneficios clínicos y metabólicos produce», según el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, Miguel Ángel Martínez-González.

«Además, el trabajo es relevante para la salud pública en general pues desmitifica esa idea de que todas las grasas son perjudiciales», advierte.

«Es cierto que productos altos en grasas como la comida rápida, la mantequilla o los embutidos resultan muy perjudiciales, pero en el caso del aceite de oliva o los frutos secos, se trata de grasas ‘buenas’ que no sólo no interfieren en la pérdida de peso, sino que benefician a la salud», añade el experto.