Una enfermera poniendo una vacuna.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Una enfermera poniendo una vacuna.
Enfermera.
Redacción. Más de 250 profesionales de enfermería acudieron a la jornada que bajo el título ‘Formación de enfermería de grado, postgrado y especializada’, organizado por la Dirección de Enfermería del Hospital Universitario Reina Sofía, en el marco del 40 aniversario para analizar la importancia de la experiencia y la actualización de conocimientos a lo largo de la vida profesional de este colectivo.

El encuentro, que se celebró en el salón de actos del complejo sanitario, contó, entre otros, con la participación de la directora general de Profesionales de la Consejería de Salud, Celia Gómez; la directora general de Investigación y Gestión del Conocimiento, María Isabel Baena; la directora gerente del hospital, Marina Álvarez; la directora de Enfermería, Pilar Pedraza y el vicerrector de Coordinación Institucional e Infraestructura, José Antonio Cubero.

El programa se estructuró en tres mesas redondas para poder explicar y debatir sobre los detalles de la formación en cada momento: durante la formación en la universidad de las enfermeras, al inicio de la vida profesional y también durante su especialización, que se prolonga a lo largo de todo el desarrollo profesional.

Así, el primer encuentro de la mañana llevó por título ‘La necesaria colaboración del Sistema Sanitario Público Andaluz y la Universidad de Córdoba en la formación del grado en Enfermería’, al objeto de poner sobre la mesa los cambios que han supuesto la inclusión en el Espacio Europeo de Educación Superior para las nuevas promociones de enfermería en relación con la adquisición de competencias comunes.

La segunda mesa, sobre la enfermería de prácticas avanzadas, abordó la adquisición de competencias específicas. El conocimiento de la profesión y las habilidades que se van adquiriendo permiten un desarrollo profesional muy profundo que tiene su repercusión en la mejora de la atención al usuario, que hoy precisa de una asistencia cada vez más especializada. Los sistemas de salud más modernos apuestan por la enfermería de prácticas avanzadas y, en la actualidad, el sistema sanitario público andaluz está poniendo en marcha diferentes perfiles de enfermería de competencia avanzada, para responder a las demandas nuevas y emergentes de la atención sanitaria en ámbitos como el de los cuidados paliativos, enfermedad renal crónica, heridas crónicas o complejas, diabetes, oncología, etc.

En este apartado tuvieron la oportunidad de contar su experiencias profesionales de enfermería que se han formado en España y en estos momentos desarrollan su trabajo en otros países de Europa. Es el caso de Laura Collantes, que trabaja en un hospital de Londres en el área de oncología –y que intervendrá por videoconferencia-, David Berlango, de otro hospital inglés y Pilar Ruiz, de un centro francés.

Para finalizar, la última mesa se centró en la formación especializada de enfermería, el sistema EIR, que, similar al modelo MIR, se realiza por el sistema de residencia en hospitales y centros de salud siempre que éstos tengan la condición de unidad docente para la formación especializada. Concretamente, el Hospital Reina Sofía cuenta con dos unidades docentes de enfermería, una obstétrico-ginecológica y otra de pediatría, que permiten mejorar la respuesta a las necesidades de los pacientes y potenciar el avance competencial de este colectivo, y además los enfermeros se pueden especializar en Medicina del Trabajo.

Las enfermeras son un activo imprescindible para mantener la calidad asistencial y aportar un elemento de cercanía y humanización de la asistencia sanitaria, por su cercanía con los ciudadanos y los problemas de salud más cotidianos. Las enfermeras andaluzas se sitúan a la vanguardia de las competencias del Sistema Nacional de Salud y en la línea de los países europeos más avanzados en cuidados.