Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, en Córdoba los de Montilla, Puente Genil y Valle del Guadiato, implantan mejoras en sus centros a raíz de sugerencias verbales y mediante buzones físicos que hay disponibles en distintas zonas de paso hospitalarias.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, en Córdoba los de Montilla, Puente Genil y Valle del Guadiato, implantan mejoras en sus centros a raíz de sugerencias verbales y mediante buzones físicos que hay disponibles en distintas zonas de paso hospitalarias.
Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, en Córdoba los de Montilla, Puente Genil y Valle del Guadiato, implantan mejoras en sus centros a raíz de sugerencias verbales y mediante buzones físicos que hay disponibles en distintas zonas de paso hospitalarias.
Redacción. Los siete hospitales gestionados por la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir -los comarcales de Montilla y Andújar, y los hospitales de alta resolución de Puente Genil y Valle del Guadiato, en Córdoba, y Sierra de Segura, Alcaudete y Alcalá la Real, en Jaén- han llevado a cabo un total de 57 mejoras en 2015 sugeridas por los propios usuarios de los centros. Concretamente, pacientes y acompañantes han hecho llegar sus opiniones a los hospitales a través de sugerencias verbales, grupos focales, propuestas de mejora, reclamaciones o en-cuestas. El análisis de esta información, ha permitido implementar en los siete hospitales más de medio centenar de mejoras a lo largo de 2015 y otras 26 en el primer semestre de 2016.

En este sentido, los temas más frecuentes que los usuarios han apuntado como susceptibles de mejora han estado relacionados con tiempos de espera; atención y trato; normas y procedimientos; información recibida; intimidad; comida; confort y equipamiento; mobiliario; climatización y horarios.

Asimismo, entre las principales mejoras llevadas a cabo, destacan cambios en la senalización de puertas; incremento de cartelería en determinadas áreas; cambios en máquinas expendedoras de vending; intensificación de información aprovechando soportes como el reverso de las cartas de citación; colocación de perchas en las habitaciones de hospitalización; cambios en los horarios de Cafetería; desarrollo de nuevos protocolos y modificaciones de procedimientos; mejora de identificación de las cajas de reciclado; apertura de consultas extra; renovación de mobiliario como sillones de familiares, etc.; mejoras en equipamiento (aire acondicionado, reparación de averías en apara-tos); reuniones de pacientes y familiares con responsables de los cen-tros o con la dirección; así como mejoras en materia de intimidad del paciente en áreas como el gimnasio, la sala de endoscopias, etc.

Igualmente, en lo que a fuentes de entrada de información se refiere, los principales canales a través de los que los usuarios han he-cho llegar sus opiniones han sido las sugerencias verbales y los buzo-nes físicos, también se ha atendido a las encuestas de satisfacción y grupos focales sobre temas específicos, reclamaciones y quejas, las pro-puestas de los propios profesionales o las entrevistas con usuarios.

En este sentido, cabe destacar que los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir tienen estandarizado un procedimiento de segunda respuesta a reclamaciones que permite a los usuarios co-nocer, por carta, la mejora que se ha llevado a cabo gracias a la re-clamación o sugerencia que formularon en el hospital. Desde que los hospitales implantaron este procedimiento de segunda respuesta a re-clamaciones en 2011, se han enviado más de trescientas cartas a los domicilios de los pacientes contándoles la mejora implementada en el centro gracias a su reclamación o sugerencia.

Para ayudar en esta tarea de recogida de información hay instalados por las distintas áreas de paso y de espera de los hospitales, un total de 28 buzones de sugerencias, bajo el lema ‘Tu opinión nos ayuda a mejorar’. Dichos buzones tienen al lado un modelo de formulario que facilita a las personas interesadas dejar su propuesta o queja. Igualmente, los hospitales han registrado también las felicitaciones y agradecimientos que reciben de sus usuarios.