Dos bomberos apagan un incendio.

Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

Dos bomberos apagan un incendio.
Dos bomberos apagan un incendio.

Redacción. El dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales de Andalucía, el Plan Infoca, ha realizado un simulacro de incendio forestal en el monte público Las Traviesas, en el término municipal de Hornachuelos (Córdoba). El ejercicio, declarado de nivel 0 de emergencia (que sólo afecta a la masa forestal), ha permitido analizar y comprobar la operatividad de los medios intervinientes, con la mira puesta en la gestión en un siniestro forestal real.

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, ha instado a los cordobeses a “colaborar en la prevención de siniestros forestales y ante cualquier indicio de un posible fuego alertar rápidamente a los servicios de emergencia a través del teléfono 112. Según el delegado “el esfuerzo de la administración por prevenir los incendios debe verse correspondido con una actitud responsable de los ciudadanos que disfruten de los espacios forestales de la provincia”.

Las prácticas se han centrado en el despliegue y organización del Puesto de Mando Avanzado (PMA), que es el centro de dirección técnica desde donde se dirigen las operaciones de extinción del incendio y de protección civil. El PMA lo integran Infoca, 112  Andalucía, GREA, Bomberos del Consorcio de Diputación, Guardia Civil y la Unidad de Policía Adscrita a la Junta.

En este simulacro han participado más de 75 profesionales de los distintos dispositivos, así como tres vehículos autobomba, dos helicópteros, uno posicionado en la helipista de El Cabril y el otro en el Centro Operativo Provincial de Los Villares, y un avión de carga en tierra con base en el Aeropuerto de Córdoba. Intervinieron también la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones de Infoca (Ummt), y el equipamiento móvil del 112 Andalucía.

Este ejercicio se ha desarrollado en un área lindante al terreno forestal donde se encuentra el almacén de residuos radiactivos de El Cabril, de aproximadamente 2.000 hectáreas, cuyo personal técnico ha participado como observador.

El responsable de Medio Ambiente, ha destacado la importancia de la participación social a la hora de enfrentarse tanto a la extinción como a las tareas preventivas, y a los grupos de pronto auxilio, que aunque no actúan directamente en la extinción su papel es importante. Además, el delegado se refirió a la labor de educación ambiental con los escolares cordobeses, de manera que los alumnos visitan las instalaciones del Plan Infoca o los técnicos se desplazan a los centros, para trasmitir la importancia de la prevención.

Algar ha señalado la profesionalidad de los participantes en el simulacro: “he podido comprobar el éxito del ejercicio, tenemos que estar agradecidos, tanto al dispositivo del Plan Infoca, como a los agentes de Medio Ambiente y al resto de participantes, por su actitud y colaboración en el desempeño de sus funciones”.

El Decreto de Emergencias por Incendios Forestales define, por el grado de peligrosidad del incendio, como Nivel 0 a aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios de extinción previstos en el Plan Infoca y que en su evolución más desfavorable, no suponen peligro para personas no relacionadas con las labores de extinción, ni para bienes distintos a los de naturaleza forestal. También entran dentro de este nivel los incendios en los que, afectando a personas y bienes no forestales, no es necesario el despliegue de un dispositivo de protección civil.