Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.-  Científicos españoles han llegado creado esperma humano a partir de células de la piel, una proeza médica que eventualmente podría conducir a un tratamiento para la infertilidad.

Dr. Carlos Simón
Dr. Carlos Simón

Los investigadores indicaron estar trabajando para encontrar una solución para el 15 por ciento de las parejas en todo el mundo que no pueden tener hijos y cuya única opción es el uso de esperma u óvulos donados.

«¿Qué hacer cuando alguien que quiera tener un niño carece de gametos (óvulos o espermatozoides)?» preguntó Carlos Simón, director científico del Instituto Valenciano de Infertilidad, primera institución médica en España dedicada totalmente a la reproducción asistida.

«Este es el problema que queremos abordar: ser capaz de crear gametos en las personas que no cuentan con ellos.»

El resultado de su investigación, que se llevó a cabo con la Universidad de Stanford en los Estados Unidos, ha sido ya publicada en prestigiosos medios científicos.

Tomaron como punto de partida la investigación de Shinya Yamanaka, de Japón y el británico John Gordon, quien en 2012 compartieron el Premio Nobel por el descubrimiento de que las células adultas pueden transformarse de nuevo en células madre embrionarias similares.

El doctor Simón y su equipo lograron reprogramar células de la piel madura mediante la introducción de un cóctel de genes necesarios para crear gametos.

En un plazo de un mes  las células de piel se lograron transformar  en  células germinales, que puede derivar en espermatozoides , pero no tienen la capacidad de fertilizar.

«Se trata de un espermatozoide, pero necesita una fase de maduración adicional para convertirse en un gameto. Esto es sólo el principio», dijo el doctor Simón.

Fertilidad
Avance Fertilidad

Es un paso más allá que el alcanzado por los investigadores chinos que anunciaron a principios de este año que habían creado ratones a partir de esperma artificial.

«Con la especie humana debemos hacer mucho más pruebas porque estamos hablando acerca del nacimiento de un niño,» dijo Simón.

Los investigadores también deben tener en cuenta las limitaciones legales ya que la técnica consiste en la creación de embriones artificiales lo que de momento sólo está permitido en algunos países.

«Estamos hablando de un proceso largo,» dijo el profesor Simón.