Cruz de mayo.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Cruz de mayo.
Cruz de mayo.

Redacción. La Junta Local de Seguridad, reunida en el Ayuntamiento y presidida por sus titulares, la alcaldesa de Córdoba Isabel Ambrosio y el subdelegado del Gobierno, Primo Jurado, ha pasado revista  a los últimos detalles de cara a los dispositivos de seguridad que se pondrán en marcha para los acontecimientos festivos del mes de mayo, a excepción de la Feria que se abordará en una próxima junta.

Dada la concentración de citas festivas que se van a desarrollar en la primera quince del mes de mayo –Cruces, Batalla de las Flores, Patios, salida de la Hermandad del Rocío y romería de la Virgen de Linares– las diferentes administraciones representadas en la Junta Local de Seguridad, han puesto en común los dispositivos que se van a poner en marcha para así coordinar sus actuaciones.

Desde el Ayuntamiento, con respecto al Plan de Seguridad de las Cruces y los Patios, estará activada la práctica totalidad de la plantilla, con 180 agentes todos los días y 40 en horario nocturno.

La subdelegación del Gobierno activará hasta el próximo día 15 a 180 agentes de la policía nacional, dedicados exclusivamente al operativo relacionado con las fiestas, lo que se complementará con los 25 servicios diarios que en materia de seguridad vial y controles de alcoholemia desarrollará la Guardia Civil.

Tanto la alcaldesa como el subdelegado han hecho un llamamiento al civismo de la ciudadanía y a ser respetuosos con las normas de convivencia.

De cara a la fiesta de las Cruces, no de los principales objetivos por parte de la Policía Local, será evitar el botellón en entornos especialmente delicados como la Cuesta del Bailío o Santa Marina, para lo cual se procederá a vallados de esas cruces, además de impedirse a esas zona el acceso con bolsas conteniendo bebidas alcohólicas y controlar de forma exahustiva los establecimientos de venta de bebidas en las inmediaciones.