Agricultura familiar
Agricultura. / Foto: www.fao.org.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Agricultura familiar
Agricultura. / Foto: www.fao.org.

Redacción. El delegado de Agricultura, Pesca y desarrollo Rural, Francisco Zurera, ha destacado la importancia de Córdoba como potencia agraria y agroalimentaria, en la ponencia que ha presentado en las Jornadas Santander Agro, celebradas en la Diputación de nuestra ciudad. De cara al futuro, Zurera señala que el sector tiene que profundizar en la comercialización y la internacionalización.

El sector agroalimentario aporta el 7% del PIB, emplea a 30.000 personas, lo que supone el 11% del empleo, y constituye un 40% del valor de las exportaciones de la provincia.

“Por sectores, añade el delegado, el de mayor trascendencia económica, social, medioambiental e incluso cultural es el olivar, con más de 347.000 hectáreas, de las que más de 26.000 son de ecológico y 53.600, de producción integrada, 182 almazaras y 35 entamadoras. Ello se traduce en más de 40.000 olivareros y 5 millones de jornales al año. El Plan Director del Olivar ha destinado a esta producción 304 millones de euros en el marco 2014-2020. Las Subbéticas, cuenca del Guadajoz, Campiñas y Alto Guadalquivir son las zonas más olivareras”.

Por otra parte la ganadería, que destaca en Los Pedroches y en el Valle de Guadiato, tiene más importancia relativa en la provincia que en el resto de la Comunidad Autónoma. Las más importantes son el vacuno de leche, con un alto nivel de cooperativismo y de desarrollo tecnológico, y la ganadería extensiva en zonas de dehesa. Córdoba es la primera provincia en censo de cerdas ibéricas y de ovino, y la segunda en vacuno de carne.

La dehesa está presente en 47 municipios, principalmente de Sierra Morena y Los Pedroches, con más de 3.500 explotaciones, que superan los 785.000 animales, lo que supone más de la tercera parte del total regional. Este ecosistema aporta múltiples beneficios para la sociedad y el medio ambiente, con productos como el corcho y biomasa, y actividades cinegéticas y ecoturismo. Cuenta con un Plan Director que es fundamental para el Norte de la provincia.

Francisco Zurera se ha referido también a la importancia de sectores como los cítricos, con una superficie superior a las 11.000 hectáreas y más de 1.000 explotaciones. Se concentra en la Vega del Guadalquivir y genera unos 450.000 jornales.

Igualmente, el delegado destaca la producción del marco Montilla-Moriles, que ha obtenido ayudas por importe de 27’7 millones de euros en el período 2001-15. Su gran potencial se cifra en el Pedro Ximénez y el vinagre, con una DOP reconocida por la UE en 2015.

Finalmente, Córdoba es pionera en Agricultura Ecológica, sector que crece año a año. Hay en la provincia 162.200 hectáreas certificadas, 180 industrias, 2.200 operadores y una Feria profesional, Biocórdoba, que es referencia nacional. De aquí a 2020 el tercer Plan Andaluz de la Producción Ecológica centrará sus esfuerzos en nuevas conversiones y en el incremento del consumo interno.

Por lo que respecta a la agroindustria, Zurera afirma que Córdoba representa el 15% del total regional. Con 880 industrias, más de 100 cooperativas y 60 SAT, ocupa el segundo lugar en Andalucía, tras Sevilla. Los principales sectores son aceite, aderezo, enológico y cárnico. Las principales zonas, son Palma del Río, Montilla y la Subbética. De 2007 a 2013 ha recibido subvenciones para su modernización por importe de 62 millones de euros.

“Estas cifras no serían significativas si nuestra producción no estuviera avalada por una calidad públicamente reconocida, continúa el delegado de Agricultura en su intervención”: La provincia cuenta con 7 Denominaciones de Origen (cuatro de aceite de oliva virgen extra, una de vino, otra de vinagre y otra de jamones y paletas ibéricos), dos vinos de la tierra (IGP) y una indicación geográfica.

De cara al futuro, Francisco Zurera ha señalado que los sectores agrario y agroalimentario tienen que aprovechar las oportunidades que ofrece el programa de desarrollo rural de Andalucía y la nueva PAC, así como ahondar en la comercialización y la internacionalización.

Por otra parte, el delegado considera necesario apostar por sistemas agrarios más respetuosos con el medio ambiente, luchar contra el cambio climático, el déficit hídrico y fenómenos meteorológicos adversos, y defender las figuras de calidad y la excelencia de nuestros alimentos.

Zurera ha finalizado su intervención defendiendo la asociación de los productos cordobeses a la dieta mediterránea y a la salud, y expresando el compromiso de la Junta de Andalucía con el sector agroalimentario, a través de políticas endógenas de desarrollo rural que incrementen la calidad de vida y la permanencia de la población en el ámbito rural.