Centro de Atención Temprana de Lucena.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Centro de Atención Temprana de Lucena.
Centro de Atención Temprana de Lucena.

Redacción.Un total de 1.729 menores con problemas de desarrollo o riesgo de padecerlos reciben actualmente atención en la red de centros de atención temprana coordinados y financiados por la Junta de Andalucía. Así lo puso de manifiesto la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Angeles Luna, durante la visita que realizó junto con el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez, a las instalaciones que la UCO gestiona gracias al acuerdo de funcionamiento y que en el pasado mes de enero se ha renovado.

Luna recordó que para garantizar el funcionamiento de estos centros la Junta de Andalucía destina en Córdoba en torno a 1,4 millones de euros anuales que se ejecutan entre contratos y convenios. Se trata, según la delegada, de una “apuesta firme por la atención y protección de la infancia en una situación económica difícil”.

En 2015 la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a través de una licitación publica con Acuerdo Marco de Gestión, adjudicó 10 Centros de Atención Infantil Temprana en la provincia de Córdoba por un total de 878.000 euros, para realizar programas de atención a los menores con necesidades especiales.

A esto se suman los casi 522.000 euros destinados a financiar los convenios establecidos con entidades públicas. En concreto, en la provincia de Córdoba, existen siete Centros de Atención Temprana Infantil que funcionan mediante convenios con ayuntamientos, uno a través de convenio con la Universidad de Cordoba y 10 mediante contratación a través del Acuerdo Marco de Gestión.

La Junta de Andalucía ha iniciado ya la tramitación del nuevo Decreto de Atención Temprana que garantizará que los menores que lo requieran tengan asegurada una atención temprana universal, gratuita y de calidad, mediante acciones coordinadas a través de un modelo integral que agrupe intervenciones realizadas desde los diferentes sectores, educativo, sanitario y social.

La futura norma ha sido elaborada con las aportaciones de las entidades del sector y además, se han tenido en cuenta las propuestas de mejora aportadas por los diferentes partidos políticos en los últimos meses.

El objetivo del Decreto, según señala la delegada territorial, es “prevenir, fomentar la detección precoz, asegurar por tanto, el diagnóstico y el tratamiento de los menores de 0 a 6 años que presenten trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlo”.