Epicentro del terremeto de la madrugada del 25 de enero de 2016 en el Mar de Alborán. / Foto: IGN.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Epicentro del terremeto. / Foto: IGN.
Epicentro del terremeto. / Foto: IGN.

CBN. A las 05.22 (hora española) se ha producido un terremoto en la zona de Alborán Sur de magnitud 6.6, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (si bien el Instituto Geográfico Nacional lo ha valorado en  6.3 en la escala de Richter), que se ha dejado sentir en distintos puntos del territorio andaluz, entre ellos la provincia de Córdoba. Según informaba el Servicio de Emergencias 112 Andalucía minutos después del seísmo, no hay constancia de que se hayan producido daños personales.

Tras el gran movimiento de tierras que ha hecho que muchos cordobeses se despierten esta madrugada, otras réplicas de entre 4.6 y 2.9 grados de magnitud se han ido sucediendo hasta cerca de las ocho de la mañana.

El terremoto de magnitud 6,3 se ha producido a 162 kilómetros al sureste de Málaga, en el mar de Alborán, según ha informado la agencia de noticias Reuters, citando al Servicio Geológico de Estados Unidos. El seísmo, que se situó a 33 kilómetros de profundidad, se sintió en toda la costa andaluza de Málaga y Granada, además de Córdoba, Sevilla y Jaén.

Terremto Enero 16
Epicentro en el Mar de Alborán

En Córdoba se ha sentido un fuerte temblor a las 5:22 de la madrugada y, posteriormente, se han sentido réplicas de menor intensidad. El seísmo ha durado varios segundos y rápidamente se han hecho eco las redes sociales.

El Servicio 112 ha atendido en los primeros momentos hasta 250 avisos aunque con las réplicas posteriores la cifra ha ascendido hasta 418. El mayor número se ha registrado en la provincia de Málaga donde se han llegado a contabilizar hasta 280 llamadas informando del temblor. Concretamente en la provincia de Córdoba se han realizado 12 consultas, la mayoría para confirmar si el ruido y el movimiento que habían percibido era un terremoto, al tiempo que se interesaban por las medidas de autoprotección a adoptar.

Pero donde más se ha notado ha sido en Melilla, donde numerosas personas han tenido que salir a la calle en plena madrugada por temor a derrumbes. Muchas personas han salido de sus viviendas y están en las calles de Melilla, donde se vino abajo parte de la fachada de un edificio en la calle General Astilleros. Tanto han sido los efectos del seísmo allí que se han suspendido las clases en los colegios para evaluar los citados daños.