Empleado.

Javier Collado

Dobuss

Empleado.
Empleado.

Redacción. El Índice de Precios al Consumo (IPC) ha cerrado 2015 en un cero por ciento a nivel nacional y en un -0,1% en la provincia de Córdoba tras una variación de los precios moderada en el mes de diciembre de un 0,3% en España y de -0,4% en Córdoba. Los apartados que explican esta caída mensual de la inflación son principalmente la bajada de los precios de combustibles y carburantes y vestido y calzado por el inicio de las rebajas de invierno.

En opinión del secretario de Organización y Comunicación de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, ha explicado que España sigue bordeando, como en los últimos años, la situación de deflación y sus riesgos asociados, reflejo de las debilidades e incertidumbres que rodean a la recuperación económica.

En este sentido, el sindicato ha recordado que la economía está creciendo al 3,4% interanual según el dato del tercer trimestre de 2015 y los trabajadores y trabajadoras deben participar de ese crecimiento. Así, la subida salarial media pactada en la negociación colectiva se sitúa en el 0,74%. Hay por tanto recorrido para que los salarios crezcan el 1% o por encima en aquellas empresas que lo permitan los beneficios y los incrementos de productividad, tal y como establece el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2015-2017.

Según Merino, “esto ayudará a aumentar la demanda y a reducir la elevada tasa de desempleo más deprisa, haciendo que todas las personas participen de la mejora de la economía y ésta no se quede en manos de unos pocos”.

El responsable sindical ha asegurado también que los mejores datos de la actividad económica debe servir también para recuperar los salarios tras la fuerte devaluación salarial sufrida por los empleados públicos y privados durante la crisis y detener la que todavía soportan muchos trabajadores en el sector privado afectados por la crisis. Así, no se puede permitir que sigan aumentando los niveles de pobreza y desigualdad, por lo que urge incrementar los salarios más bajos a través de una mejora sostenida del SMI que lo sitúe en 800 euros mensuales en 2016 para acercarnos a los niveles recomendados en la Carta Social Europea suscrita por España.

Asimismo, el sindicato apuesta por un sistema fiscal que provea una financiación suficiente para aumentar la protección social, en particular de las personas desempleadas, y poder implantar una Renta Mínima garantizada de 426 euros para los 2,1 millones de personas que carecen de recursos, que CCOO está promoviendo a través de una Iniciativa Legislativa Popular», explica.

CCOO considera que las y los trabajadores, y la mayoría de la sociedad necesitan que la recuperación económica aborde un nuevo ciclo de creación de empleo de calidad, que los poderes públicos aprueben con urgencia un plan para combatir la desigualdad y la pobreza, que se restablezcan los derechos sociales eliminados o devaluados por los anteriores gobiernos y se mejoren los servicios públicos garantizando su universalización y calidad.