Puerta de la Luna, Córdoba. / Foto: www.redjuderias.org

Javier Collado

Dobuss

Puerta de la Luna, Córdoba. / Foto: www.redjuderias.org
Puerta de la Luna, Córdoba. / Foto: www.redjuderias.org

Patricia Monterroso. El portal de turismo «Ruta Cultural», dedicada a organizar viajes culturales basados, según describen ellos mismos, «en la coherencia más que en la acumulación, destinados tanto al disfrute como al aprendizaje, y adaptados a los gustos y las necesidades de cada viajero», ha publicado el artículo ‘Doce rincones que ver en Córdoba para no olvidarla’.

¿Cuáles son esos doce rincones? ¡Veámoslos!

Calleja de la Luna. Un rincón de Córdoba ejemplo de que en la ciudad convivieron las tres culturas. De la calleja, dice Ruta Cultural, «por la Puerta de la Luna que abre el lienzo de la muralla hacia la judería, se llega a una placita íntima que los bares convierten en un agradable comedor al aire libre».

Cuesta del Bailío. «Llamada así por el cargo que ostentaba uno de los propietarios de la Casa Palacio que corona la subida», explica el portal. Un lugar único, sobre todo por ser un lugar espectacular para disfrutar de la Semana Santa o de las Cruces de Mayo.

Cruz de Mayo en la Cuesta del Bailiio. / Foto: trivago.
Cruz de Mayo en la Cuesta del Bailiio. / Foto: trivago.

Plaza de Capuchinos. De este rincón cordobés habla casi de forma poética la publicación: «La austeridad de la plaza más emblemática de Córdoba, ni una fuente quiebra su silencio… Recóndito rincón que guarda promesas y besos furtivos, y emociones cofradieras que arrancan cada primavera los pasos de la Hermandad de la Paz y Esperanza y los de la Hermandad de los Dolores, del Convento de los Dolores, en el lateral del rectángulo, que saca a las calles de Córdoba la magnífica talla de la Virgen de los Dolores, “La Señora de Córdoba”, y el Cristo de la Clemencia, de Amadeo Ruiz Olmos».

Plaza del Potro. Un entorno mágico que conduce a uno de los lugares más bellos de la ciudad. Un lugar cuyo nombre se debe al caballo que guarda la plaza y que, «en línea con la fuente, dejando atrás el Triunfo de San Rafael, se llega al Guadalquivir, el Río Grande de Al-Andalus», narra Ruta Cultural.

alcazar reyes cristianos
Alcázar de los Reyes Cristianos. Córdoba. Foto: Wikipedia

Alcázar de los Reyes Cristinos. Lugar en el que se llevaron a cabo hechos decisivos de las historia de la humanidad que los cordobeses tienen la suerte de tener. «Entre sus múltiples usos están el haber sido residencia de los Reyes Católicos, sede de la Inquisición y cárcel. Hoy además de ser visitable, es utilizado para actividades culturales. Un espectáculo recomendable es el conocido Córdoba, luz de las culturas«.

Patios cordobeses. Si hay una fiesta que hable más de la identidad de Córdoba, su historia y sus costumbres, esa es la Fiesta de los Patios en Mayo. Y los turistas lo saben, por lo que no podía faltar entre los doce rincones que señala el portal de turismo cultural: «A mediados del mes de mayo, Córdoba celebra el Festival de los Patios (Fiesta de Interés Turístico Nacional y Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad). Durante el festival se celebra un Concurso que se convocó por primera vez en 1921. Hay varias rutas para visitarlos, la App Móvil Patios & Rutas de Córdoba ofrece el seguimiento de todas ellas».

Museo Arqueológico. Un lugar clave, no solo por sus exposiciones, si no porque sus paredes cuentan en sí mismas la historia de Córdoba. «Tras el Arco de Triunfo que diseñara Hernán Ruiz II para la portada del Palacio de los Páez de Castillejo en cuyo interior intervino su padre, Hernán Ruiz el viejo, espera uno de los museos arqueológicos más completos de España, fue declarado tanto el edificio como las colecciones Monumento Histórico Artístico en 1962, pero desde entonces la colección no ha hecho más que aumentar», explica Ruta Cultural.

muro sur sinagoga
Muro sur de la Sinagoga de Córdoba.

Sinagoga. No cabe duda de que, entre los doce rincones que hacen de Córdoba una ciudad inolvidable, la Sinagoga no podía faltar. No en vano explica el portal que se trata de un «edificio de estilo mudéjar, para la ornamentación de sus muros los judíos emplearon yeserías con lacerías y versículos de la Biblia, escritos con caracteres hebreos españoles, imitando de este modo la decoración de las mezquitas con versículos del Corán».

Plaza de la Corredera. Única en España, la plaza de la Corredera es un lugar emblemático de la ciudad, punto de encuentro y de entretenimiento. Cientos de turistas disfrutan a diario de sus vistas mientras aprovechando los rayos de sol toman una caña en alguna de sus terrazas. «Parece ser que en el lugar que ocupa hoy esta plaza se ubicó en su día el Circo Romano. En las intervenciones arqueológicas se rescataron de ésta época unos extraordinarios mosaicos que se pueden ver hoy en el Alcázar de los Reyes Cristianos. Muy cerca de ella, se encuentra otro vestigio de Roma, el Templo Romano. Fue plaza de toros, de ahí su nombre, conservando aún hoy una calleja llamada Toril», apunta el artículo.

Antiguo Convento de la Merced. Hoy sede la Diputación Provincial, la vista del turista no quedará indiferente ante la belleza y señorío de la edificación. Así, cuenta Turismo Cultural, «la fachada principal decorada con pinturas al fresco y columnas salomónicas, está coronada con un frontón triangular sobre el que se levanta una escultura de San Rafael. Un bellísimo anticipo de lo que espera en el interior».

Callejón de las Flores
Entrada al Callejón de las Flores y souvenirs de la zona. / Foto: wikipedia.

Calleja de las Flores. Cientos de historias y leyendas hacen de esta calle especial. Se trata de una de las calles más representativas de la cultura cordobesa y es objetivo seguro de las cámaras de fotos, sobre todo cuando «al dar la vuelta, el paseante se encuentra con una preciosa vista del antiguo alminar reconvertido en campanario por Hernán Ruiz III, que es el punto más alto de la ciudad y por lo tanto su mejor mirador».

Cámara de Comercio. Se trata, quizás, del rincón menos conocido por los turistas que llegan a la ciudad, incluso por los propios cordobeses pero, sin duda, es un lugar hermoso que merece una visita y es por eso que el portal de turismo Ruta Cultural no se ha olvidado de él: «este edificio encierra tras la aparente sencillez de la fachada, una obra con vocación internacional, cuyo mérito aumenta si tenemos en cuenta el ensimismamiento del país cuando se levantó, mediados del siglo XX».

2 Comentarios

  1. En el pie de foto que aparece la leyenda «Sinagoga de Córdoba. / Foto: minube.com» no se corresponde a ésta y si al interior de la Mezquita-catedral de Córdoba.

Comments are closed.