Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- Simplemente impresionante la belleza de nuestro planeta Tierra,  aún más sorprendente cuando las imágenes se han tomado de la Luna, contrastando fuertemente la desolación de nuestro único satélite natural  con el brillo de nuestro planeta.

La NASA ha estado fotografiando la Tierra y la Luna simultáneamente durante un tiempo.

La primera imagen en blanco y negro fue tomada por la nave espacial Lunar Orbiter en 1966, más tarde sería la realizada por la tripulación del Apolo 8 en 1968, y cuatro años después sería capturada por la tripulación del Apolo 17.

La Tierra vista desde la Luna
La Tierra vista desde la Luna

Ahora viene lo que podría ser la fotografía más viva e impresionante de todas ellas: una imagen compuesta tomada por un par de cámaras a bordo de la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), que ha estado orbitando la Luna desde 2009.

La imagen muestra el disco completo de la Tierra, con África, la Península Arábiga y Sudamérica claramente visible. La foto se realiza sobre el cráter Compton  de la luna,  en el lado lejano lunar y por lo tanto nunca visible desde la Tierra.

A diferencia de las imágenes tomadas por la tripulación del Apolo,  que fueron realizadas a mano por sus tripulantes, esta foto de LRO fue creada primero haciendo rodar la nave espacial sobre un lado mientras orbitaba 83 millas (134 kilómetros) por encima de la superficie lunar, con el fin de maximizar su campo de visión, disparando dos cámaras a la vez y  en blanco y negro y  color y después  combinar digitalmente  y refinar las imágenes.

La imagen puede carecer del atractivo de pertenecer a un momento de  intimidad de un astronauta en una nave espacial, pero el azul zafiro de los océanos de la Tierra, el remolino blanco de sus nubes, el aspecto de la superficie lunar, le otorga un gran valor y vistosidad.