Entrega de premios de EducaCiudad. / Foto: Twitter.

Javier Collado

Dobuss

Entrega de premios de EducaCiudad. / Foto: Twitter.
Entrega de premios de EducaCiudad. / Foto: Twitter.

Redacción. La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha entregado a siete municipios andaluces los IV Premios EducaCiudad 2014 como reconocimiento a su labor de difusión de las buenas prácticas educativas. Las localidades galardonadas han sido Dos Hermanas, Villamanrique de la Condesa y Bormujos, en Sevilla; Villaviciosa de Córdoba y Montilla, en Córdoba; Alcalá la Real (Jaén) y San Juan del Puerto (Huelva).

En el acto de concesión de los premios, celebrado en Villamanrique de la Condesa, Adelaida de la Calle ha señalado que estos municipios pueden sentirse orgullosos de ser uno de los 37 reconocidos por la Junta desde 2011 «por afrontar el desafío de implicar a toda la ciudadanía en la mejora de la educación».

La consejera ha abogado así por implicar al máximo a la sociedad en el proceso educativo, «porque no se debe aislar la educación exclusivamente en el ámbito de las escuelas o las familias», y por enseñar desde el entorno. Desde la propia ciudad y los pueblos, ha añadido, se pueden desarrollar acciones que contribuyan a la formación de una conciencia ciudadana crítica y responsable, al mismo tiempo que apoyan la obtención de conocimientos y habilidades que preparen a los niños para la vida.

El objetivo de estos galardones es reconocer la labor realizada por los municipios durante los últimos cuatro años en ámbitos como la prevención del absentismo escolar, la lucha contra el abandono y el estímulo de la continuidad en los estudios posobligatorios, así como favorecer la formación a lo largo de toda la vida.

También se valoran los trabajos de coordinación de los servicios y áreas municipales para mejorar la educación, especialmente de colectivos en riesgo de exclusión, y las actuaciones para impulsar la implicación familiar y ciudadana. Asimismo, se tienen en cuenta la acciones de fomento de la educación en igualdad, solidaridad, convivencia pacífica, etcétera.

Los municipios galardonados recibirán un premio de 8.000 euros, que deberán dedicar a la realización de proyectos o actuaciones encaminadas a mejorar las prácticas educativas. La distinción concedida se mantendrá durante cuatro años, tras los cuales los municipios podrán solicitar la continuidad del reconocimiento por otro periodo similar.

El propósito de la Consejería de Educación es que, a partir de estos proyectos premiados, se abra un mayor proceso de participación social y que la educación se asuma como el valor principal para el cambio y el progreso de la ciudad.